20 de septiembre de 2019
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • 17 de octubre de 2009

    El Congreso aprobará previsiblemente el jueves la derogación del prerregistro de energías renovables

    MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El Congreso de los Diputados derogará previsiblemente el jueves el registro de preasignación para las energías renovables, después de que el Senado hiciera lo propio la pasada semana gracias a los votos de CiU y del PSOE.

    Fuentes del sector consultadas por Europa Press dan por hecho que se producirá un voto en este sentido en el pleno del jueves porque la medida contará con el apoyo de estas dos formaciones, mientras que fuentes de los grupos parlamentos se limitan a decir que los equipos económicos de cada uno de ellos siguen estudiando su postura.

    La derogación aparece recogida en la Ley de regulación de las Socimi (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión al Mercado Inmobiliario), a través de una enmienda que anula el artículo 4 del reciente real decreto ley 6/2009 y otras dos disposiciones transitorias.

    La derogación se produce a pesar de que a finales de septiembre Industria ya resolvió favorablemente las primeras 36 solicitudes del régimen especial, fotovoltaica excluida, con una potencia en conjunto de 767 megavatios (MW) para la tecnología eólica, 50 MW para la solar termoeléctrica, 34 MW para biogás y 1 MW para cogeneración.

    La enmienda también modifica los artículos 17.c y 22 del real decreto 661/2007, que regula la actividad de producción en el régimen especial. En su formulación inicial, la norma decía que, una vez superado el 85% del cupo asignado para cada tecnología, tras el que Industria tiene tres meses para publicar una nueva norma, se daría un año para permitir a las nuevas instalaciones entrantes acogerse al 661/2007.

    Con los cambios aplicados, que intentan evitar un año de carrera especulativa como la que se produjo en el sector fotovoltaico, las instalaciones que superen el cupo cobrarán de forma transitoria el precio de mercado del 'pool' y, una vez aprobada la nueva norma, recibirán las nuevas primas más la liquidación correspondiente por el tiempo que hayan pasado en situación provisional.

    La derogación ha generado gran malestar en las asociaciones empresariales de energías renovables. La Asociación Empresarial Eólica (AEE) reclama "estabilidad regulatoria" y la aprobación "urgente" de un nuevo marco regulatorio para el sector, mientras que la Asociación Española para la Promoción de la Industria Solar Termoeléctrica (Protermosolar) ha amenazado con demandas patrimoniales contra el Estado.