25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 18 de julio de 2010

    La demanda de combustible cae un 1,6% en mayo y acumula más de dos años a la baja

    MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La demanda de carburantes de automoción se situó en mayo en 2,47 millones de toneladas, lo que supone un descenso del 0,7% con respecto al mismo mes de 2009, según datos recogidos por Europa Press del avance provisional del Boletín Estadístico de Hidrocarburos ofrecido por la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores).

    Con la de mayo, se suman 25 meses consecutivos de caídas si se excluyen dos meses en los que se produjeron circunstancias extraordinarias. Uno de ellos fue marzo de este año, que coincidió con el primer fin de semana de la operación salida de Semana Santa, lo que no había sucedido en 2009.

    El otro mes fue junio de 2009, cuando la demanda creció debido al efecto comparativo con junio del año anterior, marcado por el paro patronal de las empresas de transporte.

    En todo caso, en mayo se apreció una leve recuperación en el consumo del principal combustible de automoción, el gasóleo, que subió un 0,3% y que alcanzó 2 millones de toneladas. Por su parte, la demanda de gasolinas siguió descendiendo, y en mayo lo hizo un 5,1%, hasta 471.000 toneladas.

    En el acumulado de los cinco primeros meses del año, el consumo de carburantes se situó en 11,84 millones de toneladas, lo que supone un descenso del 1,6% con respecto a los cinco primeros meses de 2009. Este descenso se debió a la caída del 0,6% en la demanda de gasóleo y del 6% en la de gasolinas.

    PRECIOS DE COMBUSTIBLES.

    Por otro lado, los primeros datos de julio del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE) muestran que, pese a la subida del IVA del 16% al 18%, el combustible consumido por más del 70% del parque automovilístico, el gasóleo, mantuvo su precio en 1,094 euros el litro.

    Por su parte, la gasolina registró durante la semana un incremento del 1%, hasta 1,179 euros el litro, y acumula desde comienzos del año un encarecimiento del 8,2%, más de dos puntos inferior al 10,8% del gasóleo.