24 de marzo de 2019
  • Viernes, 22 de Marzo
  • 3 de junio de 2014

    Economía.- La AIE calcula que cubrir las necesidades energéticas mundiales requiere invertir 35,3 billones hasta 2035

    LONDRES, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La Agencia Internacional de la Energía (AIE) calcula que cubrir las crecientes necesidades energéticas globales requerirá una inversión de más de 48 billones de dólares (35,3 millones de euros) de aquí a 2035, según recoge en un informe especial publicado este martes.

    Según sus datos, la inversión actual en oferta de energía asciende a 1,6 billones de dólares (1,2 billones de euros) anuales, cifra que debe aumentar de manera constante en las próximas décadas hasta dos billones de dólares (1,5 millones de euros).

    Asimismo, señala que el gasto anual en eficiencia energética, partiendo del escenario de 2012, debe aumentar desde los 130.000 millones de dólares (95.607 millones de euros) a más de 550.000 millones de dólares (404.491 millones de euros) en 2035.

    "La fiabilidad y la sostenibilidad de nuestro sistema energético futuro depende la inversión", advirtió la directora ejecutiva de la AIE, Maria van der Hoeven.

    Sin embargo, van der Hoeven señaló que esto no se materializará a menos que se pongan en marcha marcos de política energética "creíbles", así como un acceso estable a fuentes de financiación a largo plazo.

    "Ninguna de estas condiciones deben darse por sentado. Existe un riesgo de escasez, con efectos en cadena sobre la seguridad de la energía global y regional, además de un riesgo de que las inversiones estén mal dirigidas porque los impactos medioambientales no se reflejan adecuadamente en los precios", agregó.

    Por otro lado, el informe apunta que la inversión en nuevos suministros de combustible y electricidad se ha más que duplicado en términos reales desde el año 2000, con las inversiones en fuentes de energía renovables cuadruplicándose gracias al apoyo de los Gobiernos.

    De hecho, subraya que la inversión en renovables en la Unión Europea (UE) ha sido mayor que la inversión en producción de gas natural en Estados Unidos. Además, las renovables representan ahora alrededor del 15% de la inversión, porcentaje similar al dedicado a las redes de distribución y a la transmisión de energía.

    Sin embargo, la mayor parte del gasto en inversión, alrededor de un billón de dólares (735.209 millones de euros), esta relacionada con los combustibles fósiles, tanto con su extracción, su transporte, las actividades de refino o las plantas de gas y carbón.

    Por otra parte, añade que las decisiones de inversión están cada vez más condicionadas a las políticas de los gobiernos y los incentivos. Así, apunta que, aunque muchos han mantenido una influencia directa en la inversión en el sector, otros se han apartado para abrir los mercados a la competencia.