24 de octubre de 2019
  • Miércoles, 23 de Octubre
  • 4 de junio de 2008

    Economía.- Caja España invierte 169 millones en 2007 en proyectos de energías renovables, un 17,7%

    Logró ahorrar 7.000 kilos de papel y 11.000 metros cúbicos de agua respecto al consumo de 2006, a pesar del incremento de instalaciones

    VALLADOLID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Caja España anunció hoy, con motivo de la celebración mañana del Día Mundial del Medio Ambiente, que a lo largo del año pasado invirtió más de 169 millones de euros en financiación de proyectos de energías renovables, lo que supuso un incremento del 17,7 por ciento respecto del año anterior.

    Este dato responde, según explicó la entidad de ahorro en un comunicado recogido por Europa Press, a su compromiso e impulso de la gestión ambiental como directriz común a todas sus actividades. Para materializar esta filosofía, Caja España mantiene un Sistema de Gestión Ambiental a través de la norma ISO 14001 y su política ambiental fue aprobada por el Comité Directivo en junio de 2005.

    El Sistema de Gestión Ambiental vigente en Caja España asegura el control de los principales aspectos en esta materia de todas las actividades de la entidad y contempla la estructura organizativa necesaria para implantar los principios de la política ambiental.

    Según añade el comunicado, Caja España fue la primera entidad financiera de Castilla y León en conseguir la certificación ISO 14001 por parte de Aenor (Asociación Española de Normalización y Certificación), para sus dos edificios más emblemáticos: Botines, sede social; y El Portillo, servicios centrales. Este certificado acredita la adecuada gestión ambiental en ambos inmuebles, y sus directrices se hacen extensivas a la red de oficinas y a otros edificios de la Caja.

    Además, de las 210 oficinas auditadas en 2007, el 78,57 por ciento de ellas obtuvieron una calificación excelente respecto al grado de cumplimiento de las pautas ambientales. En este sentido, Caja España cuenta con un programa de formación ambiental para la sensibilización de todos empleados con la gestión medioambiental, especialmente a los técnicos implicados con el sistema de gestión.

    USO EFICIENTE DE RECURSOS.

    Caja España aplica el uso eficiente de los recursos naturales consumidos para el desarrollo de sus actividades, con diferentes actuaciones para la medición, optimización y reducción de consumos.

    Entre las medidas implementadas por Caja España para el ahorro de papel, agua, energía y combustibles, destaca el servicio de correo web a través de Línea @ España, revisión del sistema de riego y adquisición de equipos informáticos de bajo consumo, entre otras iniciativas respetuosas con el medio ambiente. Asimismo, se están realizando estudios para la adquisición de placas fotovoltaicas, para su instalación en el edificio del Portillo. Cabe mencionar que actualmente, todo el papel A4 consumido por Caja España es reciclado.

    Asimismo, la entidad logró ahorrar 7.000 kilos de papel y 11.000 metros cúbicos de agua respecto al consumo de 2006, a pesar del incremento de instalaciones.

    Por otra parte, Caja España destacó su esfuerzo para la correcta gestión de los residuos producidos y minimizar las emisiones nocivas a la atmósfera. Así se están cuantificando con detalle los residuos generados con objeto de tomar las medidas pertinentes para su minimización en origen. Los principales residuos generados son papel, tóneres, envases ligeros, equipos informáticos, etc. La entidad aclaró que no genera emisiones significativas de gases efecto invernadero.

    PROYECTOS AMBIENTALES.

    A través de sus operaciones financieras, Caja España apoya iniciativas empresariales y financieras ambientalmente responsables y, al mismo tiempo, restringe los fondos destinados a operaciones que pudieran tener repercusiones negativas sobre el medio.

    Caja España lleva a cabo una estrategia de inversión selectiva y apoyo a las energías renovables. Fue pionera en la financiación de los primeros parques eólicos del Principado de Asturias y de la provincia de León, así como de las primeras plantas de tratamiento de purines en las provincias de Valladolid, León y Burgos.

    Dentro de esta estrategia, en 2007 financió proyectos por un valor de 169 millones de euros, un 17,7 por ciento más que en 2006, distribuidos en 27 parques eólicos, tres plantas de tratamiento de purines, una plantas de cogeneración, cuatro plantas de biocarburantes, dos mini-centrales hidráulicas y una huerta solar fotovoltaica.