28 de enero de 2020
  • Lunes, 27 de Enero
  • 23 de junio de 2009

    Economía/Empresas.- La refinería de BP redujo entre un 5% y un 6% su faturación en 2008

    CASTELLÓN, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La Refinería BP Oil de Castellón facturó en 2008 un total de 6.500 millones de euros, lo que supone una reducción de entre el 5% y el 6% respecto al año anterior, según informó hoy el actual director general de la empresa, Jorge Lanza, quien añadió que durante el presente ejercicio "estamos cubriendo gastos a duras penas".

    Jorge Lanza, celebró hoy un almuerzo con los medios de comunicación de Castellón para despedirse ante su inminente traslado a la Refinería de Carson, en California (EEUU), y será sustituido por Emilio Marín.

    Lanza comentó la evolución experimentada por la refinería en los últimos años, destacando los avances en materia de seguridad y respeto al medio ambiente. Así, destacó los avances de la refinería de Castellón en nuevas infraestructuras, procesos y recursos humanos.

    En infraestructuras, resaltó la nueva planta de coker, la nueva unidad de cogeneración, un tanque de crudo o un moderno edificio de administración. Así mismo, se refirió a la "mejora continua" en los procesos, y por lo que se refiere a recursos humanos informó de que se ha llevado a cabo un "importante esfuerzo" en reclutamiento y entrenamiento para tener a una plantilla preparada para la configuración post coker.

    El director general manifestó que durante los últimos años una de las "prioridades" en materia de medio ambiente ha sido adaptar la producción de la refinería a las nuevas exigencias europeas en materia de combustibles limpios. "La refinería está equipada para producir combustibles respetuosos con el medio ambiente cumpliendo las normativas marcadas por Europa", dijo.

    La actual configuración de la refinería permite, según Lanza, "alcanzar un rendimiento energético con unos costes de operación muy competitivos". Actualmente, la refinería produce alrededor de 4,6 millones de toneladas de producto, del cual un 80% se distribuye en los mercados próximos a la refinería (Valencia, Baleares y Castellón). La oferta de producto está enfocada a la demanda, por lo que la producción se centra en maximizar los destilados intermedios -diesel y queroseno- y gasolinas.

    La disponibilidad de BP Oil Refinería de Castellón durante 2008 se ha situado continuamente en el primer Quartil de su segmento de negocio, el refino y marketing. Se ha situado cerca del 98 por ciento, lo que les permite tener mejores márgenes de refino.

    PREVISIONES.

    Respecto a las previsiones para 2009, Lanza explicó que la refinería ha experimentado un descenso del 20% en la facturación de gasóleo respecto al primer semestre de 2008. En su opinión, "si repunta la demanda global de combustible, la refinería también repuntará, aunque este año no tenemos previsiones de que eso se produzca".

    En su opinión, "la refinería tiene que competir a base de invertir en tecnología, tal y como lo estamos haciendo en estos momentos, en los que contamos con la gente mejor preparada". En este sentido, aclaró que el grupo empresarial "está revisando el tema de las inversiones con el fin de racionalizarlas y reduciendo costes".