24 de noviembre de 2020
27 de diciembre de 2006

Economía/Energía.- (Ampliación) Gazprom cortará el suministro de gas a Bielorrusia si no accede a la subida de precios

La empresa rusa afirma que "no es Santa Claus para hacer regalos a Bielorrusia"

MOSCÚ, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

La gasista estatal rusa Gazprom cortará el suministro de gas a Bielorrusia si no accede a la subida de precios que solicita la compañía, informó hoy la agencia de noticias rusa Ria Novosti, que cita declaraciones del portavoz de la compañía, Sergei Kupriyanov.

"Espero que no tengamos que tomar medidas drásticas y que logremos alcanzar un acuerdo", señaló Kupriyanov, que aseguró que no se suministrará gas al país hasta la firma de un nuevo acuerdo, pero que esperan no verse forzados a cortar el suministro.

Las negociaciones entre la compañía -único proveedor de la ex-república soviética- y Bielorrusia finalizaron ayer sin llegar a un acuerdo de precios para el próximo año.

La gasista rusa pide por cada 1.000 metros cúbicos de gas 75 dólares (57 euros) en efectivo y 30 dólares (23 euros) en acciones de la empresa bielorrusa que gestiona los gasoductos en dirección a Europa, Beltransgaz. Sin embargo, Bielorrusia dice que pagará como máximo 75 dólares por cada 1.000 metros cúbicos.

El portavoz de Gazprom aseguró que el suministro europeo no se verá afectado en ningún caso si finalmente se corta la venta de gas a Bielorrusia, aunque señaló que las declaraciones de portavoces bielorrusos que aseguraban que el país no sufriría problemas de suministro por ser un país de tránsito le parecían preocupantes, ya que de ésta afirmación podría interpretarse que el país planea apoderarse de gas destinado a países europeos en ausencia de un contrato con Gazprom.

Kupriyanov se mostró firme en la demanda de subida de precios y afirmó que "Gazprom no es Santa Claus para tener que hacer tales regalos a las autoridades bielorrusas" y añadió que, de todas maneras, los precios del gas tanto en el mercado doméstico ruso como en el bielorruso se equipararán a los de Europa en 2011.

UN ACTO DE "PROVOCACIÓN, SEGÚN EL GOBIERNO BIELORRUSO

El viceprimer ministro bielorruso, Vladimir Semashko, mostró esta mañana el rechazo de su Gobierno a la subida del precio del gas aplicada por Gazprom y calificó esta medida de "provocación".

"Hubo una provocación por parte de Gazprom", aseguró Semashko, según el cual el acuerdo preliminar consistía en el pago de 75 dólares en 2007 y en un incremento progresivo hasta 2011 para que en ese momento se alcance el precio medio al que se vende el gas a países europeos, esto es, 250 dólares (191 euros).

Por su parte, el director de Gazexport --división de exportaciones de Gazprom--, Alexander Medvedev, aseguró ayer que la propuesta presentada es "más que beneficiosa" para el Gobierno bielorruso, y que en ella se valora Beltransgaz en 5.000 millones de dólares (3.800 millones de euros).

Bielorrusia entiende que, si no se alcanza una solución, el actual acuerdo, que expira el 1 de enero, tendrá vigencia durante 2007. En la actualidad, el país paga 46,68 dólares (35,64 euros) por el gas ruso, además de una tasa de tránsito de 0,75 dólares (0,57 euros).

CONFLICTO DE PRECIOS CON RAICES POLÍTICAS

Gazprom se encuentra negociando con varias antiguas repúblicas soviéticas el precio del gas. Mientras Gazprom argumenta que debe revisarse el precio de venta de estos recursos para adaptarlo al libre mercado, los países con los que negocia interpretan la subida como un castigo por su acercamiento a Occidente. El viernes pasado, la compañía rusa firmó un acuerdo con Georgia para suministrarle 1.100 millones de metros cúbicos de gas en 2007 a un precio de 235 dólares (179 euros) por cada 1.000 metros cúbicos, más del doble de los 100 dólares (76 euros) que se pagaban hasta el momento.

Bielorrusia es un aliado tradicional de Rusia, pero su presidente, Alexander Lukashenko, tuvo un desencuentro con su homólogo ruso, Vladimir Putin, al negarse a ratificar un tratado de unión entre ambos países, firmado en 1990 y nunca aplicado.

El año pasado, la decisión de cortar el gas a Ucrania provocó una crisis diplomática entre Kiev y Moscú, en un momento en el que la 'revolución naranja' acercaba la república al área de influencia occidental.

El precio medio de las exportaciones de gas ruso a Europa ronda los 250 dólares (190 euros), y Gazprom dice que quiere utilizar esta referencia en sus exportaciones a los países limítrofes.