31 de marzo de 2020
29 de septiembre de 2008

Economía/Energía.- CC.OO. considera que Garoña ha llegado al final de su vida útil y pide un plan alternativo

BILBAO, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

CC.OO. considera oportuno el cierre definitivo de la central de Santa María de Garoña (Burgos), ante la finalización del permiso de actividad en 2009, con lo que el PSOE cumpliría así su compromiso electoral, y exigió un plan de desarrollo económico y social alternativo que minimice el impacto socioeconómico que el cierre de la central pueda tener sobre su zona de influencia.

En un comunicado, el sindicato afirmó que el cierre de la central nuclear no significa la extinción inmediata de los puestos de trabajo ya que, como en todos los cierres de plantas nucleares, se necesita un alto porcentaje de los empleos durante el desmantelamiento una vez se haya desactivado el reactor.

La experiencia de Vandellos, según datos de ENRESA, indica que en el período de desmantelamiento (1998-2003) trabajaron un total de 2.700 trabajadores pertenecientes a 63 empresas. La media de trabajadores empleados en estas tareas es de 323, un 70 por ciento de los cuales pertenecía a la zona de la central.

En la ubicación de Vandellos se ha construido un centro tecnológico, denominado Mestral, para el desarrollo, a través de un acuerdo con la universidad, de investigaciones de I+D relacionadas con el desmantelamiento de centrales.

En el caso del cierre de Zorita, la central nuclear más antigua de todas las centrales españolas (se cerró en abril de 2006), la Junta de Castilla la Mancha presentó un plan de desarrollo alternativo para la comarca con 37 medidas concretas de reactivación a ejecutar por una agencia de desarrollo en el marco de una comisión de seguimiento del plan y de un foro de desarrollo de la comarca de Zorita con los ayuntamientos y organizaciones sociales y sindicales implicadas.

CC.OO. exigió nuevamente la implicación de la Junta de Castilla y León, como lo hizo la Junta de Castilla la Mancha en el caso de Zorita, y la participación de todas las administraciones, para promover un pacto institucional en el que participen todos los agentes implicados y sea capaz de abordar con garantías un plan de desarrollo económico y social alternativo, con un diagnóstico de la situación y basado en la potenciación de actividades que permitan la instalación de empresas y la generación de empleo local.

Como queda recogida en la resolución presentada por la Unión Sindical de CC.OO. de Castilla y León, la Confederación Sindical de CCOO de Euskadi y La Unión Regional de CC.OO. de La Rioja, Comisiones Obreras considera que es momento de afrontar la situación de cierre de la central nuclear de Santa María de Garoña y aprovechar el tiempo existente hasta la parada de la actividad para buscar alternativas económicas y de empleo para la zona que asegure un futuro próspero para sus habitantes.