17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 4 de junio de 2008

    Economía/Energía.- La CE pide a Hungría que recupere las ayudas públicas concedidas a los productores de electricidad

    BRUSELAS, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La Comisión Europea dictaminó hoy que los acuerdos a largo plazo que obligan a Hungría a comprar a las empresas energéticas una cantidad determinada de electricidad a un precio fijo constituyen una ayuda pública ilegal. Por ello, ordenó al Gobierno de Budapest que en un plazo máximo de seis meses cancele estos contratos y que recupere las subvenciones concedidas mediante este mecanismo desde 2004, que no han sido cuantificadas.

    "La eliminación progresiva de los contratos de compra a largo plazo marca una etapa decisiva en la vía de la liberalización del mercado de la electricidad en Hungría", dijo la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, en un comunicado. Kroes resaltó que Polonia ya suprimió el pasado mes de abril acuerdos muy similares, y que esta decisión se ha traducido ya en una bajada de los precios de la electricidad.

    Alrededor de dos tercios de la electricidad producida en Hungría se venden en el marco de contratos de compra de electricidad a largo plazo a la empresa pública Magyar Villamos Muvek (MVM). El Ejecutivo comunitario considera que estos contratos limitan la competencia, porque impiden a las nuevas empresas que accedan a una parte importante del mercado.

    Tras llevar a cabo una investigación en profundidad, la Comisión ha estimado que los contratos de este tipo concluidos entre 1995 y 2001 entre MVM y 10 productores de electricidad representan ayudas de estado ilegales. La decisión de Bruselas ordena suprimir estos acuerdos en dos meses. Además, Hungría debe exigir a los generadores que le devuelvan los ingresos que no habría podido obtener del mercado sin la existencia de estos contratos, que garantizan un retorno de la inversión sin ningún riesgo comercial.

    El Ejecutivo comunitario resaltó que reconoce las importantes inversiones realizadas por los productores de electricidad antes de la adhesión. En este sentido, ya ha autorizado a otros Estados miembros a conceder subvenciones públicas a los generadores para ayudarles a recuperar las inversiones previas a la liberalización del mercado, siempre que los efectos negativos de estas ayudas sobre la competencia se reduzcan al mínimo.

    Sin embargo, la investigación llevada a cabo por Bruselas ha revelado que los contratos de compra de electricidad a largo plazo en Hungría no constituyen un instrumento adecuado para compensar estas inversiones. En lugar de ayudar a los operadores a adaptarse a las condiciones de la libre competencia, les protegen de cualquier presión competitiva.