23 de enero de 2020
  • Miércoles, 22 de Enero
  • 18 de mayo de 2009

    Economía/Energía.- La CNE advierte a Industria de que no tiene medios para revisar una a una las instalaciones solares

    MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

    La Comisión Nacional de la Energía (CNE) ha advertido al Ministerio de Industria de su incapacidad para afrontar el volumen de documentación que se exigirá a las instalaciones fotovoltaicas para determinar si cumplen las condiciones para percibir la prima, y por este motivo pide al departamento dirigido por Miguel Sebastián que le dote de medios.

    Esta consideración aparece recogida en un informe del regulador acerca del proyecto de real decreto que permitirá a Industria perseguir el fraude en el cobro de primas mediante la exigencia a los promotores, en un plazo de dos meses, de información que acredite la correcta instalación de sus equipos.

    El regulador pide que en este decreto se fije una dotación económica que evite un colapso de la propia CNE en el proceso de revisión de los documentos, así como la obligatoriedad de que todo este material se remita por vía electrónica.

    El organismo calcula que las plantas que deberán dar cuenta de su correcta instalación rondan las 28.600, y que a cada una de ellas se les pedirán 16 documentos, con lo que en total se deberán procesar cerca de 500.000 documentos.

    Esta tarea, asegura el organismo presidido por María Teresa Costa, deberá afontarse en una "coyuntura de restricción presupuestaria previa" y no viene acompañada de los medios materiales previos.

    Para demostrar que cumplen los requisitos para percibir la prima, los promotores deberán entregar las facturas de adquisición de los paneles, de inversiones y de equipos de seguimiento, así como albaranes de entrega de estos equipos y, en su caso, los documentos de la aduana en caso de haber sido importados directamente.

    ESCASA "VISIBILIDAD".

    Por otro lado, el informe de la CNE se suma a las reivindicaciones de Red Eléctrica de España (REE) y pide que se rebaje el umbral de 10 megavatios (MW) a partir del cual las instalaciones deben estar conectadas a un centro de control.

    El gestor de la red eléctrica ha manifestado en varias ocasiones que la existencia de muchas plantas solares de poca capacidad, pese a sumar en conjunto una potencia apreciable, carece de "visibilidad" a la hora de supervisar el sistema eléctrico, ya que no se encuentran conectadas al centro de control.

    Por otro lado, en contra del criterio del decreto, la CNE propone que se discrimine negativamente a las instalaciones que, habiéndose inscrito de forma definitiva en el registro de preasignación, soliciten la renuncia a esta inscripción.