19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 30 de noviembre de 2009

    Economía/Energía.- Las eléctricas europeas afrontan la crisis con un 113% más de deuda, según Capgemini

    Las inversiones en renovables cayeron un 14% en el primer semestre de 2008

    MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Las principales compañías eléctricas europeas están afrontando la crisis con recortes de inversiones y ventas de activos, después de haber elevado su endeudamiento un 113% entre 2006 y 2008, hasta 213.000 millones de euros según la XI Edición del Observatorio Europeo de los Mercados de Energía de Capgemini.

    El estudio concluye que la recesión económica internacional está poniendo al sector energético "bajo presión" y obligándole a adoptar medidas extraordinarias. El consumo mundial de electricidad cae a un ritmo del 3,5% y el de gas, del 3%, asegura.

    La actual caída de precios y el escenario surgido tras las grandes inversiones del pasado en adquisiciones internacionales han generado en el sector "una percepción de riesgo financiero y bajada de 'ratings'", señala.

    El estudio considera que, a corto plazo, muchas de las empresas del sector tienen margen para mejorar su eficiencia operativa, y recuerda que buena parte de ellas ha puesto en marcha planes de ahorro.

    A medio y largo plazo, considera necesaria una adaptación a la regulación europea, a los planes de reducción de emisiones de CO2 y a la puesta en funcionamiento de redes inteligentes. Además, las empresas pueden convertirse en asesores de los clientes en materia de energía y ahorro, aunque "los incentivos para hacerlo aún no están claros", advierte.

    RALENTIZACIÓN DE INVERSIONES.

    Capgemini indica además en su estudio que en 2008 las inversiones crecieron un 2%, muy por debajo del 56% de los últimos cinco años. Las inversiones en renovables disminuyeron un 14% en el segundo semestre de 2008, hasta 21.000 millones.

    En todo caso, recuerda que el Parlamento Europeo y el Consejo Europeo aprobaron en mayo un plan de 4.000 millones de euros destinado al desarrollo de infraestructuras energéticas. Los efectos de estas inversiones, señala, no serán apreciables antes de 2010.