17 de julio de 2019
  • Martes, 16 de Julio
  • 24 de septiembre de 2014

    Economía/Energía.- Elegir un término de potencia adecuado puede rebajar un 30% el recibo de la luz, según Adicae

    Economía/Energía.- Elegir un término de potencia adecuado puede rebajar un 30% el recibo de la luz, según Adicae
    EUROPA PRESS

    MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La elécción de un término de potencia adecuado en el suministro de electricidad puede rebajar hasta en un 30% el recibo de la luz, según la Asociación de usuarios de bancos, cajas y seguros (Adicae).

    La asociación ofrece estos cálculos como parte de una campaña de orientación al consumidor acerca de sus derechos en materia energética, a la vista de que este es uno de los sectores de consumo que más reclamaciones genera.

    En el caso del recibo de luz, el usuario contrata una potencia con la comercializadora, correspondiente al término fijo, al tiempo que su consumo se factura en la parte del término variable. El Gobierno ha elevado el peso del término fijo, lo que desincentiva el ahorro mediante el consumo, pero sí permite reducir el coste si se contrara una menor potencia.

    Para Adicae, la parte fija del recibo se ha convertido en "uno de los elementos fundamentales que explican el encarecimiento que ha venido registrando la electricidad en los últimos años".

    "Los consumidores se ven sometidos a una información confusa y tendenciosa por parte de las eléctricas, que aconsejan en sus páginas 'web' y a través de sus comerciales términos fijos sensiblemente superiores a los necesarios para un hogar estándar", asegura la asociación.

    Un hogar estándar, compuesto por una familia de cuatro o cinco personas con electrodomésticos habituales, un término de potencia de entre 3,4 y 4,6 kilowatios (kW) es más que suficiente, frente a lo que aconsejan las eléctricas, entre 5,75 y 8 kW, indica Adicae.

    La asociación también detecta "una importante ofensiva comercial" de las eléctricas para vender contratos de 'tarifa plana' a los consumidores. Su estrategia consiste en "trasladar a los consumidores desde las tarifas reguladas hacia el mercado libre, en ocasiones sin consentimiento del usuario", asegura.

    Para leer más