26 de abril de 2019
  • Jueves, 25 de Abril
  • 17 de junio de 2008

    Economía/Energía.- Facua denuncia que la subida de la luz acumulada desde enero es del 10,9%

    MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

    La organización de consumidores Facua denunció hoy que la subida promedio de la luz del 5,6% que el Ministerio de Industria aplicará a partir del 1 de julio, sumada a la del 3,3% en enero, encarecerá en lo que va de año el recibo eléctrico en un 10,9% para la mayor parte de los consumidores.

    Junto a esto, Facua advierte de que la menor subida será para tres grandes empresas (Arcelor, Asturiana de Zinc y Alcoa), que siguen beneficiándose de una tarifa regulada, mientras que los cerca de 4,5 millones con potencias de entre 5 y 10 kilovatios (kW) deberán hacer frente al mayor incremento.

    Además, lamenta que el promedio de los distintos incrementos tarifarios no esté "en absoluto en el entorno del IPC", como prometió a comienzos de junio el ministro de Industria, Miguel Sebastián, durante su comparecencia en el Congreso.

    Según el borrador de orden ministerial, con la revisión de los precios de la luz, los cerca de 14 millones de usuarios con potencias contratadas de entre 2,5 y 5 kW deberán pagar un 7,33% más, lo que, sumado al 3,3% de enero, supone un incremento del 10,9%, más del doble del IPC.

    La mayor subida de julio, un 8,34%, la sufrirán los usuarios con la segunda tarifa más contratada, la de entre 5 y 10 kW (tarifa 2.0.3). Estos 4,5 millones de clientes deberán pagar un 11,9% más.

    Las tres grandes empresas con mayor consumo, conocidas como G4 (cinco plantas de Arcelor Mittal, Asturiana de Zinc y Alcoa), registrarán la menor subida, del 4,6%, por lo que se beneficiarán "de forma parasitaria" de una tarifa especial, sostiene Facua.

    En cuanto a la tarifa social, Facua insiste en que para que tenga realmente este carácter "debería vincularse a la renta de los usuarios y no únicamente a la potencia contratada, ya que si se configura atendiendo sólo a este parámetro una gran masa de consumidores con rentas bajas y consumos nada despilfarradores serán excluidos de la misma".

    Los consumidores recuerdan además que un consumo elevado no va necesariamente aparejado a la contratación de un término de potencia alto, ya que con una tarifa de menos de 3 kW es posible incluso poner 25 lavadoras al día.

    Por otro lado, Facua duda de que, como dijo Sebastián, el número de usuarios que puedan acogerse a la nueva tarifa social ascienda a 4,5 millones, ya que de los 4,3 millones de clientes que actualmente se acogen a tarifas con potencias inferiores a los 3 kW hay que descontar cientos de miles de segundas residencias, comunidades de propietarios y negocios de autónomos, pequeñas y medianas empresas, además de las familias que hacen uso de una potencia superior a la que tienen contratada por no contar con limitadores de potencia.