23 de noviembre de 2019
  • Viernes, 22 de Noviembre
  • 29 de julio de 2009

    Economía/Energía.- Los instaladores eléctricos alertan de que las pymes que no cambien su contrato pagarán un 25% más

    Fenie informa a sus asociados baleares que las grandes compañías no facilitan el cambio a los clientes y les piden que llamen en octubre

    PALMA DE MALLORCA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Eléctricas de España (Fenie) alertó de que las pymes que no cambien su contrato en los próximos meses pasarán a pagar hasta un 25 por ciento más en su factura de la luz dentro de un año, en un proceso que se iniciará en octubre, cuando ésta se empezará a encarecer a razón de un 5% mensual.

    Así lo indicó el presidente de esta patronal, Francisco Paramio, en declaraciones realizadas a los medios durante la celebración de la jornada sobre liberalización del mercado eléctrico que tuvo lugar hoy en la sede de la Asociación de Empresarios de Instalaciones Eléctricas y de Telecomunicaciones de Mallorca (Asinem).

    Al encuentro también asistió el secretario técnico de Fenie, el ingeniero industrial Juan Antonio Peón, así como el presidente de la patronal balear, Jaume Fornés, a quienes Paramio detalló que "los consumidores se tienen que poner en marcha, porque su factura se verá incrementada de forma importante si no hacen un movimiento en los próximos meses", dijo.

    Según precisó, "hemos venido por la inquietud que nos está generando el hecho de que no se están produciendo movimientos importantes de contratos de unas compañías a otras" tras la puesta en marcha del mercado eléctrico liberalizado el pasado 1 de julio. Dándose, además, la circunstancia de que "las grandes compañías no están facilitando a los clientes que cambien" de comercializadora, respondiendo a sus llamadas que el proceso no empezará hasta octubre.

    Para el presidente de Fenie existe un "pacto tácito", según el cual suministradoras como Unión Fenosa o Iberdrola, entre otras, "no van a venir aquí" a comercializar su producto, porque la electricidad "deja de ser un servicio y será otra cosa más que deberá salir y comprar el consumidor". Y, por ese motivo, la patronal informa a sus afiliados para que "empiecen a mover el status eléctrico", precisó.

    Al parecer, la clave de todo está en la evolución del precio del kilovatio (Kw), que, "si no se pacta, va a ser el que --las compañías-- te quieran poner, porque va a haber un coste tarifario añadido que lo van a poner a quienes no cambien", especialmente a quienes tienen más de 10 Kw contratados.

    SUBIDAS REALES EN LAS TARIFAS

    De hecho, Francisco Paramio explicó que la tarifa eléctrica ya está experimentando fuertes subidas. Y, así, al "aparentemente" único incremento del 2%, cabe agregarle un 48% de subida a los clientes con menos de 10 kilovatios, al pasar de 3 céntimos a 4,7 céntimos el precio del Kw. A los de 10Kw les repuntó el 23%. Y, a los de alta tensión hasta el 70% en lo que llevamos de año.

    El presidente de Fenie consideró que "es cierto lo que dice el gobierno de que el precio de la factura eléctrica en nuestro país está por debajo de la producción". Pero también que los consumidores "están pagando el coste de las renovables". Un tipo de energía que hasta septiembre se pagaba a 47 céntimos el Kw, cuando el Kw normal se paga a 8 céntimos.

    A este respecto, Paramio consideró que "estamos encareciendo un mercado que, si fuera realmente libre, la gente podría escoger entre pagar un tipo de energía u otro y, en muchos casos, se decantarían por la más barata, que es la nuclear, como muy saben los franceses y los portugueses, que es por la que están apostando" en la actualidad.