27 de noviembre de 2020
9 de junio de 2006

Economía/Energía.- El PP responsabiliza al Gobierno de las distorsiones en el 'pool'

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Partido Popular (PP) culpó al Gobierno por su política energética de los acontecimientos ocurridos ayer en el mercado mayorista de la electricidad o 'pool' cuando Iberdrola decidió limitar las compras de electricidad a 33 euros megavatio hora (MWh) provocando una brusca caída de precios.

El partido que lidera Mariano Rajoy expresó hoy en un comunicado su "profunda" preocupación por estos acontecimientos que considera son fruto una regulación "arbitraria, injusta, discriminatoria y anticompetitiva". Iberdrola decidió limitar el precio de compra de su distribuidora en el mercado eléctrico mayorista a 33 euros por megavatio hora para no vender electricidad a pérdida.

El Gobierno introdujo una norma mediante el Real Decreto Ley 3/2006 por la que las empresas generadoras y distribuidoras de la misma empresa están obligadas a hacer sus intercambios de energía a un precio fijo de 42,35 euros por MWh.

El PP critica que Iberdrola, la segunda empresa del país, con casi el 40% de los abonados a tarifa, "decida participar de manera tan restrictiva" en el mercado de distribución eléctrica. En su opinión, se trata de "una distorsión sin precedentes en la historia del suministro eléctrico en nuestro país. El PP afirma que este decreto es la prueba de que el Gobierno "no creía" en el mercado como medio para garantizar la competencia y el suministro, y como medio para mejorar la calidad y los precios a los usuarios.

Esta formación asegura que las autoridades energéticas "han hecho gala de un profundo desprecio" por los principios de libertad de empresa y de economía de mercado establecidos en el ordenamiento jurídico, y hace hincapié en que éstos son los principios han dado lugar a resultados "muy satisfactorios", tanto para los usuarios como para el sector, y que la libertad económica "es garantía de bienestar y de prosperidad".

Miguel Arias Cañete, secretario ejecutivo de Economía y Empleo del PP, reprochó que "durante estos dos años se ha regulado en el ámbito energético con el único objetivo de favorecer determinadas operaciones a las que ha querido dar carácter político y territorial".

CRITICAS A MONTILLA.

"El ministro de Industria (José Montilla) lleva demasiado tiempo dedicado a promocionar su candidatura en el Partido Socialista de Cataluña, como para poder prestar la mínima atención a las consecuencias que su actitud despótica y autoritaria podía producir", añadió.

Para el PP, lo sucedido es un hecho "muy grave" y que no tiene precedentes, cuya única solución pasa por la derogación del Real Decreto Ley 3/2006 con carácter "inmediato", y que el Gobierno reconozca el error cometido.

"Gobernar al margen de los principios de consenso básicos trae siempre funestas consecuencias, lo hemos visto en demasiadas ocasiones en este Gobierno. Por enésima vez, se ha jugado a aprendiz de brujo y la situación ha quedado fuera de control", concluyó el dirigente 'popular'.