22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 9 de julio de 2008

    Economía/Energía.-Sebastián destaca que el plan de ahorro de energía será "bastante potente" y niega que sea improvisado

    MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, destacó hoy que el plan nacional de ahorro energético que está diseñando el Gobierno será "bastante potente" y rechazó que se trate de un proyecto improvisado, como ha criticado CiU.

    "Llevamos trabajando cerca de un mes, pero no es un plan improvisado, lo que pasa es que no está cerrado", señaló el ministro, quien consideró que el plan se podría aprobar en uno de los últimos consejos de ministros antes del inicio de las vacaciones.

    Sebastián respondió también a las críticas acerca de la imposibilidad de recortar un 10% la dependencia española del petróleo en dos años subrayando que a su departamento le gustan los retos y cree que es posible alcanzar este objetivo.

    "El objetivo europeo es reducir el consumo un 20% para el año 2020 y nosotros queremos adelantarlo en un 10%", señaló el ministro, quien advirtió que España está muy por encima del consumo energético que le corresponde.

    Además, defendió que al ahorrar energía no sólo se contribuye "al bien del bolsillo y del planeta", sino también a mejorar la renta nacional. "Cada vez que subimos un grado la temperatura del aire acondicionado, España gana", remarcó.

    Durante su intervención en la inauguración de la asamblea general de la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas), Sebastián animó al sector de la distribución comercial a que se sume a este plan y, como primera medida, emplazó a las empresas a que eleven la temperatura en las superficies comerciales. "Así, saldremos con una buena compra, pero no con un buen catarro", dijo.

    El ministro de Industria anunció ayer, en el Foro Sociedad en Red organizado por Red.es y Europa Press, que el Gobierno aprobará antes de vacaciones un plan nacional de ahorro energético urgente, que permitirá reducir en un 10% la dependencia española del petróleo en dos años, lo que equivale a un ahorro de 5.000 millones de euros.

    Sebastián explicó que estas medidas afectarán a los ámbitos comercial, residencial, transporte y energético y que en ellas colaborarán seis Ministerios.

    El ministro calculó que el ahorro podría alcanzar los 5.000 millones de euros al año, tras explicar que España importa actualmente unos 435 millones de barriles de crudo anuales y que el plan evitará la compra de entre 43 ó 44 millones de barriles.