2 de marzo de 2021
7 de diciembre de 2014

El sistema eléctrico afronta vencimientos de deuda por 4.500 millones en 2015

El sistema eléctrico afronta vencimientos de deuda por 4.500 millones en 2015
EUROPA PRESS

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

   El Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico (FADE), creado para titulizar en los mercados el déficit de tarifa del sistema eléctrico, se enfrenta en 2015 al año con mayor volumen de vencimientos de deuda, por valor de 4.500 millones, lo que obligará a sus gestores a centrar los esfuerzos en la actividad de refinanciación.

   La secuencia de vencimientos del FADE incluía un primer escollo en 2014 de más de 2.500 millones que quedó resuelto sin problemas en febrero, gracias a las ventanas de oportunidad en el mercado que permitieron rebajar a menos del 3% la refinanciación de una deuda que, en el momento de su emisión, en plena crisis del bono soberano, había llegado a alcanzar un coste cercano al 8% anual.

   Tras la prueba de 2014, entre 2015 y 2018 se producirán los vencimientos de mayor envergadura, si bien por primera vez comenzará a amortizarse una parte de la deuda eléctrica. Si a 2015 le corresponden 4.500 millones, para 2016 el FADE afrontará vencimientos por 3.750 millones, frente a 3.400 millones en 2017 y casi 4.000 millones en 2018.

   Estas cifras aparecen recogidas en el folleto anual del FADE remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), en el que se describe la actividad de un fondo que empezó a colocar deuda eléctrica en 2011 y que, al margen de los vencimientos, ha venido titulizando los déficit de tarifa hasta 2012. El de 2013 será titulizado directamente por las eléctricas, mientras que los de 2014 en adelante deberán ser financiados por los agentes del sector.

   En el folleto, el FADE cita la refinanciación del déficit de tarifa entre los riesgos para su actividad. "A partir de ahora, las nuevas emisiones del fondo solo se destinarán a refinanciaciones de la series de bonos emitidas con anterioridad" y los riesgos se materializarían solo en caso de que "no pueda producirse la refinanciación por las circunstancias concretas del mercado", afirma.

   Fuentes del sector consultadas por Europa Press reconocen la existencia de estos riesgos, pero le restan importancia en la medida en que la prima de riesgo ha caído considerablemente con respecto al momento de las primeras emisiones, en 2011, y es previsible que no solo no haya problemas en la refinanciación, sino que se obtengan tipos más bajos.

CASI 3.000 MILLONES AL AÑO EN LA TARIFA.

   El principal y el interés de los bonos del FADE lo sufragan los consumidores a través del recibo de la luz, si bien estos títulos cuentan con aval del Estado. Según el borrador de orden de peajes eléctricos de enero, la amortización del déficit de tarifa implicará un coste de 2.969 millones en 2015 para el conjunto de los consumidores.

   A comienzos de año, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) emitió a solicitud del Ministerio de Industria un informe acerca de la deuda eléctrica pendiente de pago por parte de los consumidores. Esta deuda es fruto de un déficit de tarifa que el Gobierno espera haber atajado definitivamente con su reforma energética.

   A cierre del año pasado, la deuda eléctrica era de 25.456 millones, después de que desde 2003 se haya dedicado un total de 13.169 millones de euros a restituirla. A estas cifras hay que sumar el déficit de tarifa de 2013, que se sitúa en 3.540 millones.

RADIOGRAFÍA DE LA DEUDA.

   De los 25.456 millones de la deuda identificados por el regulador, el 88,51% ha sido titulizada por el FADE y debe devolverse a los mercados. Las emisiones del FADE de 2011 y 2012, años de mayor actividad, tuvieron un tipo de interés medio del 5,56%.

   Mientras, el 11,49% de la deuda restante está cedida a terceros a un tipo de interés menor, de Euribor a tres meses más un diferencial del 65 puntos básicos. El déficit de tarifa que se colocó por esta vía fue el de 2005 y el de la segunda subasta del déficit ex ante, un mecanismo que se ensayó y luego se descartó en la etapa del ministro Joan Clos.

   De toda la deuda, las eléctricas solo deben financiar el desajuste de 2013, para lo que el Gobierno ha preparado un real decreto en el que se establecen las condiciones para esta operación.

Para leer más