15 de octubre de 2019
21 de julio de 2014

Rivero pide que no se hagan prospecciones a Brufau, que dice que pondrá "todos" los medios para que sea seguro

MADRID, 21 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha planteado este lunes al presidente de Repsol, Antonio Brufau, la oposición de la sociedad de las islas a realizar una explotación petrolera en aguas cercanas al archipiélago y le ha pedido que, por tanto, desista de llevarlas a cabo.

Brufau, por su parte, ha explicado que Repsol va a poner "todos" los medios posibles para evitar cualquier problema medioambiental durante sus actividades.

En declaraciones a los medios, Rivero ha insistido en la idea de que las futuras prospecciones están produciendo "desafecto" hacia el Estado, y dijo esperar que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tome las riendas del asunto. Por ello, explicó que ha pedido formalmente una reunión sobre esta materia precisamente con Rajoy.

Además, ha criticado la posición del Gobierno central, ya que "parece que tiene mucho más interés en que no se lleve a cabo la paralización de este expediente que los propios accionistas que forman parte de Repsol".

Rivero ha pedido que "se imponga la racionalidad" y se tome la misma decisión que se impulsó con el Gobierno de Zapatero, que paralizó las autorizaciones hasta que hubiera un acuerdo con las instituciones canarias.

Ha remarcado que su Ejecutivo va a recurrir en amparo ante el Tribunal Constitucional tras las últimas sentencias del Supremo, y ha avanzado que también se va a pedir la suspensión cautelar cuando se den las autorizaciones definitivas porque en la exploración "hay riesgo de que se produzcan incidentes que pueden ser irreparables".

Ha reiterado el mensaje de que "Canarias no se vende, se defiende", y ha subrayado que el Estado tiene un "problema político" en Baleares, hasta el punto de que tiene la "intuición" de que "están cocinando una declaración negativa para resolverlo".

Brufau dijo que se tomarán todos los controles posibles para que no haya "ningún tipo de problema medioambiental, ni de nada que se le pueda parecer", y cifró en el entorno de los 13.000 millones de euros la inversión en caso de encontrar material susceptible de ser extraído.

En su opinión, España podría disponer de muchos recursos, que en el caso del petróleo, puede ser "el 10 por ciento del consumo nacional durante diez o veinte años", y en el caso del gas, una entrada "muy importante" para las islas.

"Se van a poner todos los medios de seguridad para garantizar que el proyecto es absolutamente seguro y que no va a haber ningún tipo de problema medioambiental, ni derrames ni de nada", comentó.

Para leer más