15 de octubre de 2019
24 de enero de 2009

Las emisiones de CO2 del sector eléctrico se duplicarán en 2020 con el actual modelo, según un estudio

MADRID, (EUROPA PRESS)

Las emisiones de CO2 del sector eléctrico se duplicarán en 2020 si sigue el actual modelo energético, según un estudio realizado por un equipo de científico del Instituto de Investigación Tecnológica (ITT) de la Universidad Pontificia de Comillas, que recoge el Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC).

El trabajo, publicado en la revista inglesa 'Energy Policy', pone en marcha una simulación en cuatro escenarios alternativos, a los que se han aplicado distintas medidas industriales y políticas que se podrían timar en la actualidad para conseguir la sostenibilidad en el sistema.

"El sector eléctrico es responsable de una parte importante del total de las emisiones de CO2, aproximadamente un 25 por ciento de los 370 millones de toneladas que vertimos a la atmósfera, afirmó el jefe del equipo científico, el ingeniero industrial Pedro Linares.

Así, los cuatro escenarios consideran los diversos aspectos del problema: crecimiento de la demanda, las tecnologías convencionales, las fuentes renovables en uso y las del futuro (biomasa, minihidráulica, eólica y solar térmica), la capacidad de inversión, el mercado de las emisiones, así como las directrices establecidas en el Plan Nacional de Reducción de Emisiones para Grandes Instalaciones de Combustión.

En el escenario 'Business as Usual', es decir, la tendencia de crecimiento de emisiones de CO2 si no se actúa contra el cambio climático, las simulaciones prevén que en 2020 los niveles respecto a 2020 se dupliquen.

No obstante, según los expertos, los resultados obtenidos en tres escenarios restantes, en los que se propone un cambio de modelo, "son bastante más optimistas". Por ejemplo, el modelo PS2n contempla una reducción del 50% en la demanda de energía nuclear hasta 2020.

Los tres escenarios 'benignos' consideran las políticas de promoción de la ahorro energético y el desarrollo de las renovables, que implican un incremento de los precios de los derechos de emisión. En los escenarios PS2 y PS2n, los resultados apuntan a que las emisiones podrían bajar en 2020 hasta un 37% respecto a 1990.