29 de noviembre de 2020
1 de abril de 2007

La GE inaugura una de las mayores centrales solares del mundo en Portugal tras invertir 61 millones

LISBOA, 1 Abr. (EUROPA PRESS/Patricia Ferro) -

General Electric (GE) inauguró el miércoles pasado la central fotovoltaica de energía solar de Serpa (Portugal), una de las mayores centrales solares del mundo, en la localidad portuguesa de Serpa, a 200 kilómetros al Sureste de Lisboa, con una inversión de 61 millones de euros que permitirá producir 20 gigavatios de energía por hora al año, abastecera 8.000 viviendas y ahorrar más de 30.000 toneladas de emisiones de gases que producen el efecto invernadero.

La central solar de Serpa está localizada en un área de 60 hectáreas, el equivalente a más de 80 campos de fútbol, de las que 32 están cubiertas con 52.000 paneles fotovoltaicos. Además, dispone de una capacidad instalada de 11 megavatios, casi el doble que la hasta ahora mayor central situada en Alemania.

En la central, además de General Electric, financiadora y propietaria, también participan PowerLinght , abastecedora mundial de sistemas de energía solar responsable del abastecimiento, y la lusa Catavento, que será la responsable por la gestión.

La central de Serpa genera electricidad a partir del sol, sin costes de combustible o emisiones de gases. El proyecto apoya una iniciativa de la Unión Europea y permite más de 30.000 toneladas por año en emisiones de gases de efecto invernadero, comparativamente a la producción equivalente de combustible fósil. La UE firmó un acuerdo para disminuir en 20% --hasta 2020-- las emisiones de gases de efecto invernadero, teniendo en cuenta los niveles de 1990.

Portugal depende mucho de la importación de combustibles fósiles, y las emisiones de dióxido de carbono aumentaron en 34 por ciento desde 1990, uno de los incrementos más rápidos del mundo. En respuesta, el país está implementando algunos de los incentivos más avanzados del mundo en cuanto a instalación de energías renovables.