20 de junio de 2019
  • Miércoles, 19 de Junio
  • 6 de julio de 2016

    Industria asegura que España será un líder energético conforme se abaraten las renovables en 10 años

    Pide el consenso de los partidos políticos para afrontar la transición energética "sin incertidumbres"

    Industria asegura que España será un líder energético conforme se abaraten las renovables en 10 años
    EUROPA PRESS

    MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, ha asegurado que España tiene un "futuro energético brillante" que derivará en que toda Europa quiera aprovechar su capacidad. Sin embargo, habrá que esperar 10 o 15 años hasta que los costes de las energías renovables converjan con los de las convencionales.

    Durante la presentación del informe BP Statistical Review of World Energy 2016, Nadal ha puesto de manifiesto la necesidad de consenso de todas las fuerzas políticas para poder llevar a cabo la transición energética de España, "lo más segura y con menos incertidumbre posible". "El reto futuro es crear una transición donde las renovables pesen más en el conjunto de la energía primaria", asegura.

    Según ha afirmado, las dos fuentes de energía renovable con mayor volumen son la solar y la eólica, de las que España posee "recursos abundantes" por su situación geográfica entre dos mares, lo que le permite aprovechar la energía del viento, y en el sur de Europa, que le facilita hacer uso de la energía del sol.

    "España es una potencia, está ubicada en el paralelo correcto y tiene un nivel de desarrollo del sistema energético capaz de incorporar esas energías", ha resaltado.

    El secretario de Estado reconoce que estas "prometedoras" energías renovables aún no tienen el precio de las convencionales, pero sus costes "se van reduciendo cada día" y "en diez o quince años dejará de ser así".

    De esta manera, ha destacado que la necesidad actual de importar energía de otros países puede invertirse y que "toda Europa quiera aprovechar la capacidad de energías renovables que tiene el sector español".

    Asimismo, ha señalado que "hay que aprender de los errores del pasado para hacer la mejor regeneración energética europea" y "no traer el futuro a costa del consumidor español". En este sentido, ha incidido en la necesidad de mejorar las interconexiones para que España no sea "una isla energética respecto al continente" y de optimizar las reservas al mínimo necesario por sus altos costes.

    Además, ha incidido en que la mentalidad de los consumidores energéticos ha cambiado con la recuperación económica hacia la necesidad de ahorro de energía. "El incremento de precios nos ha hecho buscar la eficiencia energética como país, y esto es muy positivo", ha concluido.