21 de mayo de 2019
22 de marzo de 2008

Industria autoriza a los grandes consumidores a comercializar energía con su plataforma de compras

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Industria ha autorizado a los grandes consumidores de electricidad a comercializar energía, con lo que estas empresas, agrupadas en torno a la Asociación de Empresas con Gran Consumo de Energía (AEGE), salvan uno de los últimos trámites para poner en marcha su nueva plataforma de compras, Fortia.

La Dirección General de Política Energética y Minas, dependiente de Industria, ha resuelto conceder esta autorización a los grandes consumidores, que ya habían acreditado el cumplimiento de los requisitos técnicos y las garantías exigidas por los operadores del sistema, según consta en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de hoy.

Con esta certificación, Fortia podrá operar como un nuevo agente del sistema en calidad de comercializador y, con ello, gestionar el aprovisionamiento eléctrico de sus socios.

Esta plataforma de compras ya ha recibido ofertas de todos los productores eléctricos y se dispone a adjudicar sus sistemas de gestión de energía, que empezarán a funcionar a finales de junio.

Fortia ejercerá como comercializadora a través de la sociedad Energía para Grandes Consumidores Industriales y se encargará de negociar contratos bilaterales a largo plazo con los suministradores eléctricos.

Fortia representa los intereses de aprovisionamiento de energía eléctrica de 28 grupos industriales en España, con más de 100 puntos de suministro interrumpibles y una participación en el consumo peninsular cercana al 9% del total.

Estas empresas, entre las que figuran Arcelor Mittal, Ercros o Celsa, pertenecen a cinco sectores electro intensivos --siderúrgico, cementero, químico, metalúrgico y gasista--, dan empleo a 47.000 personas y facturan en España una cifra de negocios superior a 17.000 millones de euros.

Esta plataforma sigue los pasos de iniciativas semejantes en otros países europeos como Francia, Finlandia o Bélgica, donde los grandes grupos industriales cuentan con plataformas de compra que les permiten obtener electricidad a precios más competitivo.