14 de octubre de 2019
4 de julio de 2009

Organizaciones de consumidores reciben la liberalización eléctrica con acusaciones de irregularidades

MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las principales organizaciones de consumidores, entre ellas Facua, UCE, OCU, Ceaccu y Cecu, reciben la liberalización de las tarifas eléctricas, que se pondrá en marcha este miércoles, día 1 de julio, con reservas que van desde la persistencia de "demasiadas incógnitas" hasta acusaciones de irregularidades y amenazas con denuncias en Bruselas.

Dentro de tres días entrará en funcionamiento un mecanismo que permitirá a los consumidores domésticos de menos de 10 kilovatios (kW) elegir entre una Tarifa de Último Recurso (TUR) y una comercializadora en el mercado libre.

El precio de la nueva TUR, que sustituirá a las tarifas integrales, será fijado mañana por el Ministerio de Industria, y las fuentes consultadas no prevén bajadas, sino subidas moderadas, ya que "todo parece indicar que se aprovecharán las caídas en los costes eléctricos para aumentar los peajes y reducir el déficit de tarifa".

En este contexto, los consumidores recomiendan esperar unos meses antes de buscar comercializador en el mercado libre y lamentan que las ofertas actuales apenas supongan descuentos del 2%. Además, piden más información al usuario y que se aclaren cuestiones como el nuevo bono social.

Facua advierte de que cientos de miles de usuarios de pequeñas distribuidoras eléctricas serán dados de alta, lo quieran o no, en comercializadoras que no les permitirán disfrutar del bono social, y ha presentado denuncias ante las autoridades de Consumo de las diecisiete comunidades autónomas y el Instituto Nacional de Consumo (INC) del Ministerio de Sanidad y Política Social por este asunto. También podría recurrir a Bruselas, señala.

Por su parte, la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) manifiesta su "disconformidad con la forma en la que se está desarrollando la liberalización del sector eléctrico", y ha denunciado la "escasa y amenazante" información que se le ha suministrado a los clientes domésticos.

PROCESO SIN GARANTÍAS.

Para la Unión de Consumidores de España (UCE), el proceso se ha realizado sin garantías suficientes para el consumidor, por lo que pide un contrato tipo para los nuevos contratos de tarifa de último recurso en el mercado eléctrico, en la línea de las exigencias de la Comisión Nacional de la Energía (CNE).

La Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (Ceaccu) ha llegado a pedir una campaña "masiva" en los medios de comunicación que aclare la "incertidumbre" de los consumidores, a la vista de que la carta que se ha remitido a los hogares con información acerca de la nueva tarifa eléctrica es "insuficiente".

Además, pide a los consumidores con más de 10 kW que a partir del miércoles se quedarán sin tarifa, entre ellos pymes y usuarios de tarifa nocturna, que se apresuren a buscar un comercializador en el mercado para no sufrir recargos trimestrales del 5% en su factura.

LA LIBERALIZACIÓN "NO SE NOTA".

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte de que la liberalización "no se nota en los precios" y calcula que desde el comienzo del proceso sólo el 7% de los usuarios domésticos de luz ha pasado al mercado libre. Esta circunstancia se debe, a juicio de la organización, a que la liberalización "ha traído pocas ventajas y muchas incertidumbres".

Las familias numerosas también se han mostrado reticentes con el proceso. La Federación Española de Familias Numerosas (FEFN) está especialmente interesada en que se respete el principio de que este colectivo podrá disfrutar del bono social, al margen de su renta.