18 de noviembre de 2019
19 de febrero de 2014

El presidente de la CNMC defiende la labor de la entidad y subraya su independencia

El presidente de la CNMC defiende la labor de la entidad y subraya su independencia
EUROPA PRESS

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha resaltado la labor de cualquier organismo regulatorio y, en especial, el de la entidad que dirige, durante su intervención en la clausura de la jornada 'Corresponsabilidad público-privada en sectores estratégicos', organizada por la UNED y Telefónica, en la que ha estado presente el rector de la universidad, Alejandro Tiana.

"Ante un proceso de desmonopolización, la intervención pública dirigida a la apertura y la privatización tenía su acompañamiento en el crecimiento de la actividad regulatoria", ha explicado Quemada.

Además, el presidente del regulador recientemente creado ha reiterado la necesidad de la independencia de la entidad, "fundamental en cualquier agencia". "Si la CNMC no consigue ser independiente o es objeto de captura por parte de las empresas o de cualquier Gobierno, no está cumpliendo con sus objetivos", ha añadido.

En este sentido, ha destacado que el proceso de regulación debe estar acompañado por un proceso de vigilancia de la competencia. "Un mercado sin competencia es, desde el punto de vista de las consecuencias, peor que un monopolio", ha apuntado.

En referencia al tema de la jornada, los sectores básicos estratégicos, Quemada ha asegurado que están colaborando con una visión mucho más amplia a cambiar el modelo de negocio. De la misma forma ha señalado que éstos presentan fuertes externalidades, estrechamente relacionados con la producción de bienes públicos globales, una vinculación que justifica una "especial intervención".

Así, el presidente de la CNMC ha explicado que sectores como las telecomunicaciones, la energía o las finanzas pueden generar deficiencias que necesitan ser reguladas. A modo de ejemplo, Quemada ha afirmado que el 'mix' energético español es "un mix caro". En este sentido, ha indicado que "se han incorporado en los últimos años tecnologías caras" que provocan un coste regulado anual de 9.000 millones, al que calificó de "problema serio".