21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 2 de febrero de 2009

    La energía eólica crece más de un 24% en 2008 en Andalucía, hasta los 1.794 MW

    MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La potencia eólica instalada en Andalucía alcanzó a finales de 2008 los 1.794 megavatios (MW), lo que supone un 24,17 por ciento más que en el ejercicio anterior, por lo que la Comunidad Autónoma es la segunda región que más crece en este sentido, sólo superada por la Comunidad Valenciana.

    En el conjunto de España, la potencia eólica instalada llegó a los 16.740 MW, un 10 por ciento más, que en 2007 y sector prevé que durante este año se mantenga "más o menos la velocidad de crucero" de cerca de 1.500 MW nuevos anuales, a pesar de la crisis, según la Asociación Empresarial Eólica (AEE).

    En la región, la potencia generada por la energía eólica aumentó en 2008 un total de 349,45 MW, por lo que Andalucía se sitúa como la cuarta Comunidad Autónoma con más potencia, sólo superada por Castilla La Mancha (3.415 MW), Castilla y León (3.334 MW) y Galicia (1.794 MW).

    Por compañías, Endesa fue la más activa durante el año, con 321 nuevos MW, pero Iberdrola, que montó 305 nuevos MW, lidera la clasificación de potencia instalada en términos absolutos, con 4.602 MW, por delante de Acciona (2.698 MW), Endesa (1.640 MW), Neo Energía (1.292 MW) y Eufer (613 MW).

    Según explicó el presidente de la AEE, José Donoso, durante la presentación a la prensa del Observatorio Eólico, el sector "sigue gozando de muy buena salud", y resaltó su "papel anticíclico" en un año "clave" como 2009. A su juicio, el actual ritmo de instalación eólica permitirá cumplir con el objetivo del Plan de Energías Renovables de 2010, de 20.155 MW.

    Las inversiones durante el presente ejercicio, según indicó, se situarán entre los 3.000 y 4.000 millones de euros, y España se ha consolidado como el tercer mayor productor de energía eólica del mundo, sólo por detrás de Alemania y Estados Unidos.

    Para la asociación, el resultado de 2008 supone regresar a los parámetros medios del sector, después de que en 2007 la actividad se disparara y se pusieran en marcha 3.500 MW en plena carrera de promotores por acogerse a las mejores condiciones retributivas reservadas para los parques en funcionamiento antes del 31 de diciembre de aquel año.

    EFECTOS DE LA CRISIS

    Para Donoso, los efectos de la crisis se aprecian en el sector de manera tangencial. "Hay menos dinero en el mercado y eso se nota en el sector eólico en que hay más selectividad en la financiación y menos asunción de riesgo", señaló antes de advertir de que, en todo caso, "los buenos proyectos no van a tener problemas".

    La crisis "se va a notar" en la eólica, "pero no de manera dramática" en la medida en que es una "problemática general" de la economía, aseguró.

    Por otro lado, Donoso previó que uno de los efectos de la crisis será la mayor concentración empresarial en el sector. Además, como aspecto "positivo", indicó, "las empresas más especulativas van a desaparecer" y se apreciará con mayor claridad que la eólica es una actividad "para corredores de fondo".