31 de mayo de 2020
11 de junio de 2008

FCC construirá y gestionará un complejo medioambiental en Madrid

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

FCC se ha adjudicado el concurso para la redacción del proyecto, financiación, construcción y explotación durante 24 años del complejo medioambiental de gestión de residuos de la Mancomunidad del Este de la Comunidad de Madrid, cuya facturación prevista asciende a 694 millones de euros, informó hoy la compañía.

El complejo medioambiental, ubicado en el término municipal de Alcalá de Henares (Madrid), junto a la carretera de Daganzo y muy próximo a la R-2, estará diseñado para tratar 220.000 Tm/año (toneladas métricas anuales) de bolsa resto y 13.000 Tm/año de segunda bolsa.

FCC, que gestionará inicialmente las basuras de más de 300.000 personas residentes en 20 municipios de la zona, invertirá unos 100 millones de euros destinados a la construcción de plantas de clasificación de envases domésticos, de compostaje y de tratamiento de plasma, así como un vertedero controlado.

El proyecto consiste en la construcción de una estación de transferencia preparada para transferir 150.000 Tm/año de bolsa resto y 6.000 Tm/año de segunda bolsa, y un nuevo vaso de vertido en el vertedero de Alcalá de Henares.

Los residuos de bolsa resto se dirigirán a la planta de clasificación de la fracción constituida por una planta de clasificación mecánica y otra de tratamiento biológico. Los residuos de segunda bolsa se enviarán a la planta de clasificación de envases, donde se realizará la separación automática y manual de productos valorizables mediante una línea de equipos electromecánicos con una capacidad unitaria de alimentación de siete Tm/h.

Los rechazos generados en las distintas instalaciones serán conducidos hasta la planta de valorización energética, basada en tecnología de plasma, que tendrá una capacidad de tratamiento de 15.000 Tm/año y el resto a vertedero controlado. Como resultado de este proceso se genera un gas de síntesis que comercializará para la producción de metanol o generación de energía eléctrica.

El complejo medioambiental dispondrá además de tres plantas: una para el tratamiento de animales de compañía muertos, otra para el tratamiento de residuos voluminosos y una tercera para el tratamiento de restos vegetales.

A finales de 2007 la cartera de servicios medioambientales del grupo controlado por Esther Koplowitz ascendía a 23.408 millones de euros.