19 de junio de 2019
6 de julio de 2016

Agencia Negociadora recomienda a los hipotecados en libras mirar bien la escritura antes de cambiar a euros

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Negociadora ha recomendado este miércoles a aquellos que tengan su hipoteca en libras que se lean con atención la escritura antes de solicitar el cambio a euros, ya que en ella se recogen las condiciones necesarias para poder proceder al cambio.

Para las familias españolas endeudadas en libras esterlinas en el marco de una hipoteca multidivisa, el 'Brexit' ha supuesto un auténtico "balón de oxígeno" por la fuerte depreciación que la divisa esterlina está sufriendo frente al euro, según ha destacado la Agencia.

En un préstamo hipotecario multidivisa, el deudor puede cambiar su hipoteca a una divisa distinta en función de sus cotizaciones en el mercado y según su conveniencia o criterio.

Aunque muchas personas se vieron atrapadas en este producto por falta de información, la Agencia Negociadora subraya que aquellos que ahora tengan suscrito el préstamo en libras han podido reducir su saldo "drásticamente" por su depreciación.

En concreto, en caso de que hubieran denominado la hipoteca en libras hace un año, en estos momentos se estarían ahorrando un 23% de lo que deben al banco debido al efecto que el 'Brexit' ha tenido en la divisa británica.

La Agencia Negociadora señala que realizar el cambio de la hipoteca de libras a euros no es tan sencillo como pedirlo en la oficina bancaria, pues normalmente las condiciones para el cambio van acompañadas de un determinado preaviso. El cambio se aplica además en fechas próximas al siguiente vencimiento del pago, por lo que se desconoce cuál será éste hasta que llegue el día fijado.

Sobre el tipo de cambio de cierre del mercado de divisas ese día, el banco aplicará una comisión a su favor de entre un 10 y un 12 por mil, "por lo que el fixing aplicado será peor que el del mercado", advierte. Además, existe una comisión fija sobre el total de la deuda hipotecaria, de entre el 0,5 y el 1,5 por mil.

La Agencia Negociadora recomienda también comprobar a qué tipo de interés se fijará la retribución de la hipoteca cuando pase a estar denominada en euros, para ver si el nuevo tipo absorbe parte del beneficio conseguido con el cambio de divisa o, por el contrario, se amplía la ventaja respecto a las cuotas amortizadas en libras esterlinas, normalmente referenciadas al Líbor (mercado interbancario londinense) más un diferencial.

Por lo tanto, la Agencia Negociadora aconseja estar muy al tanto de ese juego de fechas, así como de la previsión sobre la evolución del cambio del par euro/libra, y tomar, con todos los elementos de juicio, una decisión y todo ello después de haber examinado detenidamente la escritura de hipoteca.