26 de febrero de 2021
25 de enero de 2021

Asufin denuncia que los bancos no están informando a sus clientes sobre la desaparición del Líbor

Asufin denuncia que los bancos no están informando a sus clientes sobre la desaparición del Líbor
La presidenta de Asufin, Patricia Suárez. Asociación de Usuarios Financieros. - ASUFIN - ARCHIVO

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

Asufin ha denunciado ante el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que las entidades que tienen en cartera hipotecas multidivisa no están informando a sus clientes sobre las consecuencias de la probable desaparición del Líbor el 31 de diciembre de 2021, lo que podría abrir un nuevo frente en la litigiosidad bancaria.

La CNMV recomendó el pasado 13 de enero a las entidades expuestas al Líbor que adoptaran medidas para gestionar de manera adecuada a la transición, pero a Asufin le consta que ninguna de ellas ha enviado un comunicado a sus clientes para informarles de la desaparición del Líbor y, en su caso, de la tasa de referencia que se aplicaría en su hipoteca como alternativa.

Según Asufin, se podría abrir un nuevo frente judicial para 70.000 familias, porque "la mayoría de las escrituras contienen cláusulas de respaldo que podrían ser abusivas".

La asociación ha llamado la atención sobre el caso de Kutxabank, que establece como sustitutivo el índice IRPH Entidades, mientras que Barclays (que hereda CaixaBank) y Caja Segovia (que hereda Bankia) establecen que se procederá a aplicar la cláusula de vencimiento anticipado en caso de no llegar a un acuerdo o por imposibilidad de establecer un índice alternativo (en los casos de Bankia y BBVA).

En el caso de entidades dentro del grupo del Banco Popular (ahora Santander) no se prevé ningún índice sustitutivo, por lo que se aplicaría el designado por la Comisión Europea, según la CNMV, mientras que Banco Sabadell remite a un índice que se determine por ley o disposición normativa o administrativa.

CaixaBank señala que será el índice de mayor analogía posible, mientras que Bankinter, Banco de Valencia, Bankia o Ibercaja se refieren a un índice alternativo que el banco pueda obtener en el mercado para plazos día a día o similar.

De su lado, las escrituras del Banco Santander y Deutsche Bank establecen un índice alternativo que vendrá determinado por uno o varios bancos londinenses. Otras entidades han establecido un tipo fijo que vendría establecido por el último valor publicado, como es el caso de Catalunya Caixa, Caja España y Caja Segovia, y Barclays propone un periodo para negociar con el cliente, mediante acuerdo bilateral.

Asufin no ve "plausible" que los clientes estén dispuestos a que sus hipotecas pasen a contener un índice IRPH o que se referencien a un nuevo índice que el banco fije unilateralmente y que sea más perjudicial para ellos, ha señalado.

Por ello, la asociación ha reclamado a la CNMV y el Banco de España que "obliguen" a las entidades a informar de su exposición al riesgo en este tipo de hipotecas, detallando el número que tienen vivas en cartera, su importe total, las actuaciones que están llevando a cabo para garantizar una transición respetuosa con los derechos de los consumidores y la información que están dando a sus clientes y por qué canales.

El administrador del Líbor está llevando a cabo una consulta pública sobre su intención de cesar en la publicación del índice más allá de finales de 2021 en todos los vencimientos disponibles en euro, franco suizo, yen japonés y libra esterlina, así como los vencimientos una semana y dos meses correspondientes al dólar estadounidense. Los restantes vencimientos en esta última divisa, se dejarían de publicar a partir de 30 de junio de 2023.

Asimismo, las autoridades competentes de Reino Unido y de EE.UU. cesarán en la publicación del Líbor a partir de estas fechas, instando a las entidades a dejar de celebrar nuevos contratos que utilicen el índice tan pronto como sea posible y, en todo caso, antes de 31 de diciembre de 2021.