1 de marzo de 2021
19 de enero de 2021

Bank of America ganó un 35% menos en 2020, hasta 14.743 millones

Bank of America ganó un 35% menos en 2020, hasta 14.743 millones
Placa de Wall Street - BRYAN SMITH/ZUMA WIRE/DPA - ARCHIVO

MADRID, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

El banco estadounidense Bank of America (BofA) se anotó un beneficio neto de 17.894 millones de dólares (14.743 millones de euros) en 2020, lo que representa un retroceso del 34,8% en relación con el resultado contabilizado en 2019, después de haber triplicado el coste del riesgo de crédito provisionado por la entidad.

En este sentido, BofA reservó en el conjunto del ejercicio un total de 11.320 millones de dólares (9.331millones de euros) para cubrir el riesgo crediticio, una cifra que supone multiplicar por tres los 3.590 millones de dólares (2.959 millones de euros) provisionados en 2019.

Sin embargo, en el cuarto trimestre de 2020, ante la mejoría de las perspectivas económicas, la entidad liberó 828 millones de dólares (682 millones de euros) en provisiones, destinando únicamente 53 millones de dólares (44 millones de euros), frente a los 1.389 millones de dólares (1.145 millones de euros) del tercer trimestre y los 941 millones de dólares (775 millones de euros) del último trimestre de 2019.

La cifra de negocio del banco estadounidense en 2020 se redujo un 6,3%, hasta 85.528 millones de dólares (70.499 millones de euros), incluyendo una caída del 11,3% de los ingresos por intereses netos, hasta 43.360 millones de dólares (35.741 millones de euros), mientras que el resto de actividades le reportó 42.168 millones de dólares (34.759 millones de euros), un 0,4% menos.

Entre octubre y diciembre, el beneficio neto de BofA alcanzó los 5.470 millones de dólares (4.507 millones de euros), un 21,8% menos que en el mismo periodo de 2019, mientras que los ingresos del banco sumaron 20.099 millones de dólares (16.567 millones de euros), un 10% menos.

"En el cuarto trimestre, continuamos viendo signos de una recuperación, liderada por un mayor gasto de los consumidores, estabilización de la
demanda de préstamos por parte de nuestros clientes comerciales, y una fuerte actividad de mercados e inversión", declaró Brian Moynihan, presidente y consejero delegado de BofA.