24 de abril de 2019
8 de diciembre de 2016

El BCE añade más de medio billón de euros a su estímulo y relaja las condiciones para las compras de deuda

El BCE añade más de medio billón de euros a su estímulo y relaja las condiciones para las compras de deuda
REUTERS

Prorroga 9 meses sus compras, aunque a partir del próximo mes de abril reducirá su importe mensual a 60.000 millones

FRÁNCFORT (ALEMANIA), 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha acordado este jueves extender durante al menos nueve meses más de lo previsto inicialmente su programa de compra de activos, que durará así como mínimo hasta finales de diciembre de 2017, aunque a partir del próximo mes de abril el importe de compras mensual se reducirá a 60.000 millones, frente a los 80.000 millones que comprará hasta finales de marzo de 2017.

De este modo, el BCE se compromete mantener vigente su programa de compra de activos durante al menos 9 meses más de lo anteriormente previsto, lo que supondrá la compra de activos por parte del banco central por importe de al menos 540.000 millones de euros adicionales, lo que elevará la cifra destinada a tal efecto desde el comienzo del programa en marzo de 2015 hasta unos 2,3 billones de euros.

"Con respecto a las medidas no estándar de política monetaria, el Consejo de Gobierno decidió continuar sus compras bajo el programa de adquisición de activos al ritmo actual de 80.000 millones de euros al mes hasta el final de marzo de 2017", anunció la institución.

Sin embargo, el BCE ha anunciado que "desde abril de 2017 las compras se realizarán a un ritmo mensual de 60.000 millones de euros hasta el final de diciembre de 2017 o más allá si fuera necesario y, en cualquier caso, hasta que el Consejo de Gobierno aprecie un ajuste sostenido de la senda de inflación consistente con su objetivo".

No obstante, la institución ha asegurado que en caso de que las perspectivas sea menos favorables o se registraran condiciones financieras inconsistentes con el avance en un ajuste sostenido de la senda d inflación, el Consejo de Gobierno tiene previsto "incrementar el programa en términos de volumen y/o duración".

Asimismo, el presidente del BCE, Mario Draghi, aseguró en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno que la institución no ha discutido en su reunión de este jueves acerca de la retirada de sus estímulos monetarios extraordinarios, conocido como 'tapering'.

Aparte de los cambios en su programa de compras, el Consejo de Gobierno del BCE decidió este jueves mantener sin cambios los tipos de interés de referencia, por lo que el tipo de interés para las operaciones de refinanciación se mantiene en el 0%, mientras que el tipo aplicado a la facilidad de préstamo continuará en el 0,25% y el interés de la facilidad de depósito seguirá en el -0,40%.

El Consejo de Gobierno del BCE sigue esperando que los tipos de referencia se mantengan al nivel actual o a niveles inferiores durante un periodo prolongado de tiempo y más allá del horizonte para las compras de activos.

MODIFICACIÓN DE PARÁMETROS DE COMPRA

Por otro lado, con el objetivo de mejorar la implementación de su programa de compras, Mario Draghi ha anunciado que desde enero de 2017 el BCE ampliará el rango inferior de vencimientos de la deuda que puede adquirir bajo su programa, que pasará de los actuales dos años a un año.

Asimismo, el presidente del BCE indicó que el programa permitirá en la medida que fuera necesario adquirir deuda con rentabilidad inferior a la ofrecida por la facilidad de depósito, actualmente fijada en el -0,40%, aunque Draghi subrayó que se trata de "una opción, no una necesidad".

En este sentido, el banquero italiano defendió que la extensión del programa de compras del BCE "preserva una muy sustancial relajación monetaria" y afirmó que ofrece una presencia más sostenida en el mercado, así como una transmisión más duradera de las medidas de estímulo. "El BCE va a seguir presente en el mercado", añadió.

Por otra parte, el BCE aceptará desde el próximo 15 de diciembre el uso de efectivo como garantía en el préstamo de activos adquiridos bajo el programa de compra de activos públicos (PSPP) con el objetivo de mejorar el funcionamiento y liquidez del mercado 'repo'.

La institución ha establecido un límite de préstamo de 50.000 millones de euros para el Eurosistema frente a una garantía mediante efectivo e impone que este colateral se ofrezca a una tasa de interés igual o inferior a la de la facilidad de depósito menos 30 puntos básicos, lo que supondría actualmente un interés del -0,70%.

PREVISIONES

Por otro lado, el BCE ha confirmado sus pronósticos de crecimiento e inflación para la economía de la zona euro en 2016, cuando el PIB aumentará un 1,7% y los precios subirán un 0,2%, mientras que ha revisado en ambos casos al alza una décima sus previsiones para 2017, cuando espera un crecimiento del PIB del 1,7% y una tasa de inflación del 1,3%.

De cara a más largo plazo, la institución monetaria de la eurozona prevé que la economía de la región registre una expansión del 1,6% tanto en 2018 como en 2019.

"El BCE prevé que la expansión económica seguirá a un ritmo moderado, pero firme", declaró Mario Draghi, aunque advirtió de que los riesgos "siguen inclinados a la baja".

En cuanto a la evolución de los precios en la región, el banquero italiano ha advertido de que el efecto base relacionado con la energía provocará un repunte de la inflación.

De este modo, las nuevas proyecciones del BCE contemplan que la inflación de la eurozona se situará en 2016 en el 0,2%, tal y como preveía en septiembre, mientras que en 2017 subirá al 1,3%, una décima más de lo estimado anteriormente.

De cara a 2018, los precios de la zona euro subirán un 1,5%, una décima por debajo de lo anticipado el pasado mes de septiembre, mientras que el pronóstico para 2019 sitúa la tasa de inflación en el 1,7%.