29 de noviembre de 2020
29 de diciembre de 2017

El crédito hipotecario debería crecer un 40% en un año para alcanzar el punto de equilibrio, según AHE

El crédito hipotecario debería crecer un 40% en un año para alcanzar el punto de equilibrio, según AHE
EUROPA PRESS

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

La producción de crédito hipotecario debería crecer un 39,8% en un año para alcanzar el equilibrio en el balance de crédito gestionado, por lo que "muy posiblemente" su volumen en 2018 no será suficiente y seguirá perdiéndose saldo crediticio, aunque en porcentajes menores a los de 2017.

Estas son las conclusiones de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), que apuntan a que el mercado hipotecario continuará su consolidación a lo largo de 2018 y a que los niveles de contratación del crédito hipotecario seguirán creciendo, aunque de forma moderada y no lo suficiente para conseguir un crecimiento neto.

En concreto, el acumulado hasta octubre registra variaciones positivas tanto en el número de unidades, con 311.049 (+13,2%), como en el importe, con 35.939 millones de euros (+19,7%).

Sin embargo, para poder compensar la nueva producción de crédito con la caída vegetativa del saldo vivo, sería necesario mantener el incremento del 19,7% durante dos años más o, lo que es lo mismo, la producción debería alcanzar en un año los 50.253 millones de euros, un incremento del 39,8% con respecto a los últimos doce meses.

El informe afirma que la actividad promotora "seguirá creciendo" y que el crédito acompañará al creciente número de licencias, que podría dar lugar a las 100.000 viviendas iniciadas en 2018, con una importante mejora sobre el año 2017, aunque todavía lejos del ritmo estimado de necesidad de nueva vivienda, que se sitúa en el entorno de las 125.000-150.000.

En cualquier caso, la Asociación Hipotecaria Española ha asegurado que las perspectivas de funcionamiento del mercado son "buenas", en un entorno macroeconómico favorable con crecimientos sostenidos del PIB, generando nuevos empleos y soportando en unos niveles de tipos de interés históricamente bajos.

"Seguiremos atendiendo a crecimientos de tipos fijos en la contratación como respuesta a la incertidumbre que, a futuro, generan tipos tan bajos y a buenos ratios de morosidad, aunque su mejora es complicada porque, por una parte, el saldo crediticio no crecerá y, por otra, la interrupción legal en los procesos de ejecución hipotecaria están debilitando la gestión recurrente de cobro", concluye la asociación.