3 de junio de 2020
20 de octubre de 2016

Bankinter rechaza la tasa de Carmena a los cajeros: "Es fácil poner tributos a la banca para todo"

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, ha rechazado este jueves la medida del Ayuntamiento de Madrid de imponer una tasa a los cajeros automáticos que se encuentren en la calle y ha cuestionado que siempre que se busca recaudar dinero las miradas se dirijan a la banca.

"Es muy fácil poner impuestos y tributos a la banca por y para todo", ha señalado Dancausa en rueda de prensa de presentación de resultados, donde ha indicado que la tasa municipal afectará "muy poco" a Bankinter, puesto que su red de cajeros es "muy reducida" y muchos de los expendedores se encuentran dentro de las oficinas.

La directiva, que insiste en que no le ve "ningún sentido" al nuevo tributo de la capital y que ya se paga en otras ciudades, apunta que en este momento cabe hacer una reflexión y preguntarse si la banca "es capaz de soportar todo". "Parece que somos el centro. ¿Dónde se puede recaudar? Pues vamos a la banca, que parece que tiene dinero", ha dicho.

El Ayuntamiento de Madrid prevé recaudar 745.405 euros con los 2.084 cajeros distribuidos por la capital. La cantidad que deberán pagar los bancos se fijará en función de la categoría fiscal de la calle en la que estén instalados. Son nueve las categorías fiscales, y las tasas anuales oscilan entre los 26,21 euros y los 747,22 euros.

UNA TASA QUE YA SE PAGA EN 19 CIUDADES

Hasta 19 ciudades españolas, entre las que se encuentran Barcelona, Sevilla y Bilbao, además de cinco madrileñas --Alcalá de Henares, Torrelodones, Las Rozas, Boadilla y Pozuelo de Alarcón--, cuentan en este momento con una tasa a cajeros automáticos.

Las 19 ciudades que incluyeron esta tasa en las ordenanzas fiscales de 2016 son Barcelona, Las Palmas de Gran Canaria, Ciudad Real, Jaén, Cartagena, Teruel, Illescas, Arrecife, Alcalá de Henares, Bilbao, Málaga, Murcia, Zaragoza, Valencia, Torrelodones, Sevilla, Las Rozas, Pozuelo de Alarcón y Boadilla.

En Barcelona, por ejemplo, existe una tasa a cajeros automáticos de entidades financieras abiertos en la vía pública a menos de 80 centímetros de línea de fachada, con distintos niveles fiscales, que van desde los 855 euros al año por la categoría A (vías de primera categoría por cajero y año) hasta los 171 por categoría E, F o Z.

En Las Palmas de Gran Canarias se establece una tasa para cajeros automáticos anexos o no a establecimientos financieros instalados con frente directo a la vía pública con línea de fachada que oscilan, en función de la categoría de la vía, entre los 430 y los 26 euros por cajero y año.

En Ciudad Real giran alrededor de los 538 y los 215 euros; en Jaén de 640 a 625; en Cartagena de 154 a 37; en Teruel de 495 a 330; en Illescas de 730 a 681 euros; en Arrecife de 500 a 300 euros; en Alcalá de Henares de 953 a 906 euros; en Murcia de 300 a 105 euros; en Palma de Mallorca de 626 a 417 euros; en Sevilla de 1.427 euros a 648 y en Valencia de 787 a 669 euros.

En Bilbao las cuotas se fijan en función de la categoría fiscal de la calle por un coeficiente fijo para los cajeros e igual a 12 euros, de modo que la tasa oscila entre los 126 y los 4,20 euros. En Málaga la cuota es fija, con 600 euros al año por cajero. También en Torrelodones, establecida en 635 euros y en Zaragoza, de 2.235 euros. Además en Barcelona, Málaga y Valencia se incluye el presupuesto inicial de ingresos.

Para leer más