18 de junio de 2019
7 de octubre de 2016

DBRS advierte de que el bloqueo político de España podría afectar al crecimiento

Confirma el rating 'A bajo' con tendencia 'estable'

MONTREAL, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

La agencia canadiense de calificación crediticia DRBS ha confirmado el rating 'A bajo' con tendencia 'estable' de la deuda soberana a largo plazo emitida por España a pesar de la ausencia de Gobierno, aunque ha advertido de que si se prolonga el estancamiento político podría tener un efecto sobre el crecimiento de la economía.

"El estancamiento político en España y la incapacidad de sus partidos políticos para formar un nuevo Gobierno han aumentado la incertidumbre sobre el futuro de la política económica. Aunque por el momento no ha afectado al crecimiento, un prolongado período de estancamiento político podría retrasar la aplicación de medidas adicionales para continuar con las reformas estructurales y el proceso de consolidación fiscal", indicó DBRS.

DBRS, una de las cuatro agencias de rating tomadas como referencia por el Banco Central Europeo (BCE), rebajó de 'positiva' a 'estable' la tendencia de la nota de solvencia de España el pasado 8 de abril como consecuencia de la incertidumbre política.

En su análisis, la agencia canadiense considera que retrasos adicionales en el proceso de consolidación fiscal o en el establecimiento de nuevas reformas podrían incrementar los riesgos en el medio plazo, visto el déficit fiscal del 5,1% que registró España en 2015, nueve décimas por encima de los objetivos marcados por Bruselas.

De este modo, señala que el próximo Gobierno debe adoptar y aplicar "plenamente" las medidas de consolidación fiscal de cara a cumplir con los objetivos de déficit en 2017 y 2018, que se sitúan en el 3,1% y 2,2% del PIB, respectivamente.

Respecto al mercado laboral, cuya reforma DBRS califica como "efectiva", la agencia canadiense estima que para reducir los elevados niveles de desempleo se necesita un crecimiento "sostenido" de la economía, aunque los altos niveles de deuda pública y privada podrían "obstaculizarlo".

La agencia Standard & Poor's asigna a la deuda soberana española a largo plazo una nota 'BBB+', igual que Fitch, mientras Moody's adjudica una nota 'Baa2'. Todas ellas con perspectiva 'estable'.