30 de marzo de 2020
11 de abril de 2019

La defensa de Ron asegura que el informe del Banco de España avala su gestión en el Popular

Cree que por la ampliación de capital de 2016 no hay trascendencia penal, sino administrativa

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

La defensa de Ángel Ron asegura que el informe de los peritos del Banco de España avala la gestión del expresidente durante su etapa como 'número uno' en Banco Popular, subrayando que cuando a la entidad "se la cargaron" era solvente, llevándose por delante unos 11.800 millones de euros de patrimonio.

Así lo ha puesto de manifiesto la defensa de Ron, del despacho de abogados Choclán Montalvo, en declaraciones a Europa Press, un día después de que el documento elaborado por los peritos inspectores Santiago Jesús Ruiz-Clavijo y Pablo Hernández Romeoque haya sido enviado al juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama.

"El informe es tremendamente favorable", ha subrayado, a la vez que ha explicado que "queda constancia de forma inequívoca" que las cuentas de Popular se ajustaban a la normativa contable internacional y que la ampliación de capital de 2016 por 2.500 millones de euros "funcionó como elemento para reforzar el capital, aunque se quedara corta".

Según su lectura del documento, Popular se adaptaba a la normativa internacional por el principio de jerarquía normativa, a pesar de las discrepancias en la contabilidad de las cuentas derivada de las recomendaciones del Banco de España.

"El consejo de administración dictaminó que cumplía con la normativa NIIF, que está por encima de una mera recomendación del Banco de España. El problema sería ir en contra de la internacional por cumplir con una nacional", ha aseverado la defensa de Ron.

En este sentido, considera que la ampliación de capital queda justificada, ya que "está bien hecha y debería de haber sido por más dinero". "¿Que se quedó corta? Bendito problema", ha remarcado.

El abogado ha explicado, además, que el folleto no es que fuera "optimista", tal y como concluyeron los inspectores del supervisor en el informe, sino que las cifras estaban basadas en unos criterios de contabilidad diferentes, los de la NIIF. Además, ha apostillado que no se dice que se hiciera "bajo un supuesto infundado".

De este modo, cree que no existe trascendencia penal de ningún tipo en el proceso judicial dedicado a la resolución de Popular en lo que respecta a la ampliación de capital de 2016. "Se podrían discutir ciertos criterios contables, pero no nos parece que sea un proceso de discusión penal, sino administrativo", ha indicado.

EL BANCO MURIÓ SIENDO SOLVENTE

Por otro lado, ha destacado la idea de que el banco fue "solvente" hasta la fecha de su resolución. Según ha relatado, cuando tanto Ron como el posterior presidente de Popular, Emilio Saracho, comparecieron en la Comisión de investigación de la crisis en el Congreso de los Diputados, lo que se puso de manifiesto fue que al primero se le achacaba la solvencia y al segundo la liquidez.

"En este informe se dice que el banco era solvente y murió por liquidez", ha añadido la defensa de Ron, que ha asegurado que la fuga de depósitos por más de 16.000 millones de euros, que fue lo que llevó al banco a la "muerte", tiene "nombre y apellidos".