12 de julio de 2020
7 de mayo de 2020

La demanda de oro creció un 1% hasta marzo, pese a ser refugio de inversores, por el recorte en las joyas

Los fondos cotizados de oro marcaron un nuevo récord ante la crisis del Covid

La demanda de oro creció un 1% hasta marzo, pese a ser refugio de inversores, por el recorte en las joyas
Lingotes y monedas de oro físico - DEGUSSA - ARCHIVO

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

La demanda de oro en todo el mundo creció un 1% en el primer trimestre, con 1.083,8 toneladas, impulsado por su atractivo como valor refugio para los inversores frente a la crisis del coronavirus, según los datos de World Gold Council.

El incremento de la demanda de este metal precioso como inversión compensó el recorte producido en los sectores del mercado centrados en los consumidores como la joyería, cuya demanda cayó un 39% en el primer trimestre, hasta el mínimo histórico de 325,8 toneladas.

En este sentido, el volumen de fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés) respaldados por oro registró entradas de 298 toneladas del metal en los tres primeros meses del año, hasta alcanzar el récord de 3.185 toneladas.

Por su parte, la inversión en barras y monedas de oro cayó un 6% interanual entre enero y marzo, hasta los 241,6 toneladas, arrastrado por las caídas del 19% en la demanda de lingotes.

Los bancos centrales compraron 145 toneladas de oro en el primer trimestre, lo que supone un 8% menos que en este periodo de 2019 a nivel global.

La demanda de oro para tecnología también cayó un 8% interanual hasta marzo, con 73,4 toneladas, lo que supone un mínimo histórico por el virus.

Por último, la pandemia sanitaria afectó a la oferta del metal precioso dorado de forma que la producción se redujo un 3% interanual y cayó a un mínimo de cinco años, con 795,8 toneladas.

Para leer más