14 de agosto de 2020
8 de julio de 2020

Dos de cada diez inversores españoles vendió sus fondos por las caídas bursátiles de marzo, según ING

La mayoría mantuvo sus inversiones pese a las grandes caídas

Dos de cada diez inversores españoles vendió sus fondos por las caídas bursátiles de marzo, según ING
El director de estrategia e inversión de ING España, Francisco Quintana, en la presentación de Inversión Naranja+. - ING - ARCHIVO

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 19% de inversores españoles vendió sus fondos con las caídas de bursátiles en el primer semestre, pero la mayoría, el 64%, mantuvo sus inversiones pese a las fuertes caídas de los mercados con el inicio de la crisis del coronavirus, que un 17% aprovechó para comprar más, según un análisis de ING.

Dos de cada tres inversores que vendieron lo hicieron en marzo, y para el 78% la venta coincidió con la caída del mercado. La mitad de los que vendieron lo atribuyeron a "problemas actuales o futuros de liquidez", lo que explicaría por qué la mayoría de ellos (62%) depositaron su dinero en cuenta.

El 46% de los inversores que vendieron sus posiciones cree que los mercados bursátiles crecerán en los próximos años. De hecho, según el estudio, los inversores se muestran más optimistas respecto al crecimiento de los mercados bursátiles mundiales que con la economía española.

"Los inversores han visto cómo en esta crisis la bolsa ha vivido uno de sus rebotes más importantes, a pesar de que la economía real esté sufriendo un deterioro", ha explicado el director de estrategia de inversión de ING, Francisco Quintana.

En este sentido, el 46% de los inversores que han vendido se muestran optimistas ante la evolución de los mercados, un porcentaje que sube hasta el 63% en el caso de los inversores que han comprado.

"Si relacionamos las expectativas de crecimiento de los mercados con el comportamiento de los inversores, se observa que los inversores no han seguido un patrón lógico y, a pesar de su optimismo sobre el comportamiento futuro de los mercados, no han aprovechado el momento para aumentar sus posiciones de inversión", ha añadido Quintana.

Casi la mitad de los inversores (43%) encuestados por el banco considera que sus ingresos han disminuido durante el Covid-19, si bien la mayoría espera recuperarlos antes de un año, según recoge el informe 'Comportamiento de los inversores españoles ante los movimientos del mercado'.

El 22% de los inversores espera recuperarse en menos de seis meses, un 39% entre seis meses y un año, y un 28% entre uno y dos años. Por el contrario, el 8% cree que tardará entre tres y cuatro años y el 4% más de cinco.

MÁS AHORRO TRAS EL COVID-19

El informe revela que el perfil tipo de inversor español es cauteloso, asume riesgos solo a veces e invierte con un horizonte temporal superior a dos años. El 83% invierte a medio o largo plazo y solo un 17% lo hace por un periodo de dos años o menos.

En cuanto a las pautas de inversión, tres de cada diez invierten y después no vuelven a mover el dinero, frente al 71% que continúa invirtiendo en distintos momentos más allá de la primera operación.

La investigación de ING muestra que a raíz del Covid-19, los inversores españoles intentarán ahorrar más en el futuro. El 72% de la muestra afirma que intentará ahorrar más, considerando que la inversión seguirá siendo una de las vías para conseguir rendimiento de sus ahorros.

Un 39% de aquellos que quieren ahorrar más dice que invertirá más en fondos o acciones. En este porcentaje predominan aquellos inversores que han continuado invirtiendo en fondos y acciones durante la crisis del coronavirus y en menor medida aquellos que han mantenido sus posiciones. El 78% meditará más sobre sus inversiones de lo que lo hacía antes.

Para leer más