13 de noviembre de 2019
23 de octubre de 2019

Draghi afronta este jueves su última reunión del BCE con una clara división

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, participará este jueves en su última reunión de política monetaria al frente de la entidad y en mitad de una clara división provocada por el ala dura ('hawkish') de los banqueros centrales.

Desde que tomara posesión de su cargo el 1 de noviembre de 2011, el banquero italiano ha rebajado el tipo de interés de referencia para sus operaciones de refinanciación en 150 puntos básicos, el de facilidad de depósito, en 150 puntos básicos, y el de facilidad de préstamo, en 200 puntos básicos.

Además, Draghi también abandonará el BCE tras haber engordado su balance en más de 2,6 billones de euros, con la puesta en marcha de tres programas de financiación a largo plazo con objetivo específico (TLTRO) y después de haber apuntalado un sistema de segmentación para no perjudicar las reservas que las entidades bancarias tienen "aparcadas" en el propio BCE.

"Tras el paquete de medidas anunciado en septiembre, no esperamos ningún gran anuncio en la reunión de octubre", han asegurado los analistas de Nomura Chiara Zangarelli y George Buckley.

"Centraremos nuestra atención en la valoración del BCE del pronóstico económico y en la sesión de preguntas y respuestas", ha agregado.

En general, los analistas consultados por Europa Press coinciden en que esta sería una reunión sin demasiada expectación de no ser por la salida de Draghi el próximo 31 de octubre, a la que se unirá de forma anticipada la alemana Sabine Lautenschläger, que decidió dimitir de su cargo en el Comité Ejecutivo del BCE pocos días después de que se anunciara el paquete de estímulos de septiembre.

Además de la dimisión de la banquera central alemana, también se generaron fracturas en el consenso del BCE cuando los presidentes de los bancos centrales de Alemania, Francia, Austria y Países Bajos decidieron criticar abiertamente y en público las decisiones adoptadas en septiembre.

"El desacuerdo público entre los miembros el Consejo de Gobierno socava la credibilidad y será un desafío para Christine Lagarde desde el primer momento", ha alertado el economista de Bank of América Merrill Lynch Rubén Segura-Cayuela.

"Con la próxima configuración del Consejo de Gobierno, los bancos centrales nacionales se sentirán más convencidos de expresar sus opiniones en público, algo que ya estamos observando", ha agregado.

Con respecto al legado de Draghi, el grueso de los analistas considera que ha dejado al BCE con el piloto automático durante los primeros meses, e incluso años, del mandato de Lagarde.

"Su legado es la supervivencia del euro durante su test más duro hasta la fecha usando métodos que previamente eran un anatema para un banco central impregnado de las tradiciones del Bundesbank", ha apostillado el gestor de Merian Global Investors Nick Wall.

Contador

Para leer más


Lo más leído en mercado financiero