24 de septiembre de 2019
  • Lunes, 23 de Septiembre
  • 2 de febrero de 2009

    Economía.- (Amp) Blesa dice que la morosidad de Caja Madrid puede llegar al 7,3% en 2009 y que ganará menos este año

    No descarta alguna operación si surge la oportunidad y dice que afronta el año con "prudencia" pero en una situación "cómoda"

    MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, avanzó hoy que la tasa de morosidad de la entidad, que se multiplicó por más de cinco en 2008, hasta el 4,87%, podría escalar este año al 7,30%, un incremento que atribuyó al crecimiento del desempleo.

    El máximo ejecutivo de Caja Madrid no quiso hacer previsiones concretas sobre dudosidad para el sector este año, aunque señaló que la morosidad aumentará en general y que la situación será "mala".

    Por el contrario, Blesa avanzó que el crédito en 2009 de la caja crecerá un 2,4%, lo que supone 161.000 operaciones dentro de las oficinas, sin que la entidad se plantee crecer más, al tiempo que destacó que la captación de recursos crecerá un 4,2%.

    La entidad contaba al cierre de diciembre con 118.436,8 millones de euros (+9,7%) en créditos concedidos a sus clientes, de los que 73.753 millones correspondían a préstamos con garantía real (+4%), mientras que los recursos totales de clientes gestionados se elevaron hasta los 155.468 millones de euros.

    Blesa también avanzó hoy que la caja está poniendo "el énfasis" en el crédito a empresas, que creció en 5.300 millones en 2008 (+16,4%), la mitad del crecimiento total de la inversión crediticia, y que ha reducido su exposición a promotores porque es un sector que lleva ralentizándose desde hace tiempo.

    Asimismo, Blesa destacó que el esfuerzo que ha hecho la entidad en el área comercial para la captación de recursos, que le ha permitido formalizar préstamos por valor de 23.000 millones de euros, de los 14.500 millones eran de empresas, y cubrir con recursos de clientes 7.038 millones de créditos

    PRUDENCIA PARA 2009.

    El presidente de la entidad subrayó hoy que la caja se enfrenta a 2009 con tranquilidad, pero con "prudencia", ya que la situación será "sombría", aunque su posición de liquidez y su exceso de capital en 2.515 millones a cierre de 2008 le permite sentirse cómodo.

    No obstante, Blesa vaticinó que la caja ganará menos dinero que este año, aunque sus créditos y depósitos continuarán aumentando, ya que tendrá que seguir aportando dinero a provisiones ante el previsible crecimiento de la morosidad. Asimismo, avanzó que a lo largo del año la caja verá si plantea realizar alguna otra emisión de preferentes.

    Blesa también insistió en que el balance de la caja durante 2008 se ha caracterizado por crecer de "manera equilibrada" en créditos y depósitos, y que la entidad ha engrosado el colchón de las provisiones, algo que cobra más importancia este año, ya que el pasado ejercicio "el beneficio salía por cualquier parte y este año no".

    Blesa también señaló que la moderación salarial y de beneficios anunciada por el presidente del Gobierno es algo que ya contemplaba la caja, porque en octubre la entidad ya decidió la congelación de la retribución para 2009, al tiempo que señaló que lo importante del beneficio es destinarlo a reservas y a obra social.

    Blesa avanzó que este año destinará a obra social el 22% del beneficio de este año, aunque destacó que el sector debe hacer un esfuerzo en ambas líneas.

    NO DESCARTA ADQUISICIONES.

    El presidente de la entidad resaltó el buen comportamiento que ha tenido la entidad norteamericana City National Bank de Florida y no descartó que pueda completarse con algo más, ya que la actual situación permite aprovechar oportunidades.

    En este sentido, Blesa señaló que la caja sigue "activa" en el crecimiento de su holding de participaciones financieras Cibeles y que sigue buscando nuevos proyectos, porque "en los tiempos actuales se plantean oportunidades y no las vamos a perder", añadió.

    Respecto a la salida a Bolsa de la compañía de servicios financieros de la entidad, el presidente de Caja Madrid reiteró que la actual situación no permite su acceso al parqué, pero no descartó que si a final de 2009 la situación mejora pueda producirse su salida.

    Blesa señaló que la entidad sigue funcionando, pero que "no tiene pinta la cosa de ofrecer al mercado una compañía como esta y conseguir algún éxito".

    Respecto a la adquisición de Hipotecaria su Casita, Blesa señaló que la compra del 60% que aún no controlaba estaba prevista, y que se ha aplazado "sine die" porque "se cruzaron problemas de liquidez y de financiación".