22 de octubre de 2019
28 de agosto de 2008

Economía.- (Ampl.) Los bancos reducen un 1,15% su beneficio hasta junio por primera vez desde 2002, por las dotaciones

MADRID, 28 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los bancos españoles lograron un beneficio atribuido de 9.712 millones de euros en los seis primeros meses del año, lo que supone un ligero descenso del 1,15% respecto a los 9.825 millones de euros del mismo periodo del ejercicio anterior, algo que no ocurría desde el año 2002, según datos publicados hoy por la Asociación Española de Banca (AEB).

El mayor esfuerzo en dotaciones por insolvencias y provisiones realizado durante este semestre, junto a los menores resultados no recurrentes, han motivado que el beneficio consolidado de la primera mitad del ejercicio sea ligeramente inferior al de un año antes y la rentabilidad de la actividad ordinaria sobre activos totales medios pase a ser del 1,14%, frente al 1,25% de junio de 2007.

En concreto, los bancos no registraban un descenso en su beneficio desde el año 2002, ya que en los seis primeros meses de ese año redujeron su resultado en aproximadamente el 5,8% como consecuencia del efecto de la crisis en Argentina y en otras economías latinoamericanas, que mermaron el resultado de los grupos financieros tanto por filiales como por empresas participadas y que también obligaron a las entidades a realizar fuertes dotaciones.

Los márgenes de la cuenta de pérdidas y ganancias consolidada muestran, por el contrario, aumentos de más del 10% hasta el pasado mes de junio. En concreto, el margen de intermediación alcanzó los 18.045 millones de euros, un 16,45% más; el margen ordinario alcanzó los 31.763 millones, un 12,35% más, y el de explotación, 18.548 millones de euros, un 15,23% más.

Esta mejoría es íntegramente absorbida por las mayores provisiones para insolvencias de créditos realizadas en el semestre, con un 62% de incremento anual, por las mayores dotaciones a provisiones, que se incrementaron en 398 millones de euros, y por los menores beneficios extraordinarios (574 millones menos) obtenidos en este ejercicio respecto del anterior en venta de inmuebles y participaciones.

CRECEN LOS CRÉDITOS Y DEPÓSITOS.

Los créditos a la clientela alcanzaron los 805.503 millones de euros de saldo hasta junio, con un crecimiento del 11,5%, mientras que la morosidad a otros sectores residentes fue del 1,28%, con unos fondos constituidos que representan el 154% de los créditos dudosos.

Los créditos superan ya 1,2 billones de euros de saldo y mantienen un ritmo de crecimiento anual del 7,5%, con una morosidad estimada del 1,4% y con unos fondos de cobertura constituidos que suponen el 140% de los créditos dudosos.

Los depósitos captados de la clientela aumentaron en más de 50.000 millones durante los seis primeros meses del año, y los saldos de valores negociables emitidos y pasivos subordinados en otros 48.000 millones.

Los depósitos a la clientela crecieron en tasa anual al 7,4%, un ritmo similar al de los créditos, mientras que el patrimonio neto consolidado fue de 108.027 millones de euros en junio, un 12% superior al registrado desde junio de 2007.

Las comisiones percibidas se elevaron sólo un 0,87%, hasta los 9.556,07 millones de euros, mientras que las pagadas se incrementaron en un 4,52%, con 1.513,89 millones de euros.

La AEB explica que los mayores resultados por operaciones financieras y de entidades permiten compensar "sobradamente" la atonía de los ingresos netos por comisiones y de la actividad aseguradora, así como los menores resultados por diferencias de cambio.

En concreto, los resultados por operaciones financieras se elevaron un 18,78%, hasta los 3.681 millones de euros frente a los 3.099 millones del mismo periodo del ejercicio anterior.