18 de octubre de 2019
2 de febrero de 2009

Economía.- (Ampli.) Blesa dice que no hay "atisbo de rebeldía" en el consejo de Caja Madrid y que se va a cumplir la ley

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, señaló hoy que no existe ningún "atisbo de comportamiento rebelde o altivo" en la actuación del consejo de administración de la entidad, y subrayó que el órgano ejecutivo va a cumplir con la legislación "con el mismo ardor" con el que va a defender su independencia para la gestión de la caja y a adoptar las decisiones que al consejo le convengan.

Blesa hizo este anuncio durante la presentación de los resultados anuales de la entidad, donde resaltó que la situación que vive la caja no está afectando al negocio de la entidad. "Hay problemas que sólo afectan a la planta 24 de esta torre y que no afectan al resto", indicó Blesa, quien añadió que "la caja sigue funcionando y los clientes siguen confiando".

El presidente de la entidad madrileña rehusó responder a las preguntas de la prensa sobre la situación que vive la caja ya que, según indicó, su deseo no es atizar el fuego con sus palabras, al tiempo que consideró que "remedia más cosas el silencio que la locuacidad".

No obstante, hizo una breve mención al asunto para destacar, entre otras cosas, que su intención no es discutir la iniciativa legislativa del Gobierno de la Comunidad de Madrid, ni la capacidad y competencia legislativa, y para recordar que el consejo de administración de la entidad sólo ha hecho uso de su capacidad para tomar la decisión de iniciar un proceso electoral.

Asimismo, subrayó que tanto él como el consejo desean que se resuelva cuanto antes "la anómala situación" creada por la suspensión cautelar de sus funciones de dos miembros de la Comisión de Control, su presidente, Fernando Serrano, y su secretario, Juan Gómez.

"La Comisión de Control es un órgano importante en la vida de la caja", indicó Blesa, quien señaló que si se restablece su situación se contribuirá a normalizar también la de la entidad.

Blesa también recordó que la caja ya ha remitido a la consejería de Hacienda de la Comunidad de Madrid el borrador de los estatutos de la caja y del reglamento electoral adaptados a la ley de la Comunidad de Madrid de 2008, con "respeto absoluto al ordenamiento jurídico vigente".

La consejería tiene de plazo quince días para devolver el texto con las correcciones que estime oportunas y será este texto, señaló Blesa, el que la caja someterá a la aprobación de la asamblea general "sin subversión alguna".

Los estatutos de Caja Madrid, que fueron enviados el viernes a la Consejería de Economía y Hacienda, incorporan las modificaciones básicas establecidas por la Ley de Cajas de Ahorros, aunque establecen que sólo serán aplicables a futuros procesos electorales.