23 de octubre de 2019
4 de abril de 2008

Economía (Ampliación).- Santander firma un preacuerdo para comprar el negocio de crédito al consumo de RBS en Europa

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Banco Santander ha alcanzado un principio de acuerdo para adquirir el negocio de financiación al consumo de Royal Bank of Scotland (RBS) en Europa continental, informó hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), sin desvelar el importe de la operación.

La adquisición, que incluye las actividades de RBS en Alemania, Holanda, Bélgica y Austria, la realizarán Santander Consumer Holding y Santander Consumer Finance Germany.

La unidad de financiación al consumo de RBS en Europa está compuesta por 861 empleados que prestan servicio a 2,3 millones de clientes en Alemania, Holanda, Bélgica y Austria. En 2007, los activos ascendieron a una media de 2.200 millones de euros.

El negocio de crédito de RBS, que facilita la venta a plazos directamente y a través de sus socios, tiene una presencia significativa en el negocio de tarjetas de crédito, tanto para clientes individuales como corporativos, y proporciona financiación al consumo a través de distintas cadenas de distribución.

La operación acordada por el Santander y RBS está condicionada a un acuerdo definitivo y a la obtención de las autorizaciones pertinentes, incluyendo la del supervisor bancario alemán y las autoridades de competencia.

El banco que preside Emilio Botín sigue así con su estrategia de reforzar su división de créditos al consumo. Esta operación se suma al principio de acuerdo sellado con General Eléctric (GE) en el marco de un intercambio de activos valorado en 1.000 millones.

Concretamente, en virtud de este acuerdo, Banco Santander adquirirá las unidades de negocio de General Electric Money en Alemania, Finlandia y Austria, así como sus unidades de tarjetas y financiación de coches en Reino Unido.

Por su parte, General Electric Commercial Finance comprará a Santander Interbanca, entidad especializada en banca mayorista en Italia que le correspondió al banco cántabro dentro del reparto de activos de ABN Amro.