25 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

Economía.- Analistas creen improbable un enfrentamiento entre La Caixa y los nuevos accionistas angoleños del BPI

El BCP vendió su 9,69% en el BPI a Santoro Financial por 163,9 millones

LISBOA, 18 Dic. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

La estrategia del principal accionista del Banco Portugués de Inversión (BPI), La Caixa, no deberá colisionar con la de los nuevos accionistas, los angoleños de Santoro, que compraron al Banco Comercial Portugués (BCP) su participación del 9,69% del banco que preside Fernando Ulrich, consideraron hoy diversos analistas económicos.

El BCP, comunicó a última hora de ayer a la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) lusa que había vendidó su participación del 9,69% del capital social del BPI a la Santoro Financial Holdings, empresa propiedad de Isabel dos Santos, hija del presidente de Angola, José Eduardo dos Santos, por 163,9 millones de euros, lo que equivale a un precio de 1,88 euros por cada una de las 87.214.836 acciones. Este valor es un 33,1% superior al que tenían las acciones al cierre de la sesión de ayer.

Ahora, Santoro es el tercer mayor accionista del BPI detrás de La Caixa y los brasileños de Itaú. Sin embargo, los analistas no creen que la llegada de la hija del presidente de Angola al capital del BPI suponga un problema con el resto de los accionistas, porque "los angoleños son personas muy próximas a la gestión del BPI" y la estrategia de la caja catalana no es tan diferente de la de Santoro. Por esto, "un brazo de hierro entre ambos es bastante improbable", aunque "nadie paga un premio del 33% para salir a corto plazo", señalan.

Además, recuerdan que "nadie consigue medir fuerzas con La Caixa en el BPI, incluso teniendo los derechos de voto blindados en el 17,5% hasta 2011".

La entrada de Santoro en el capital del BPI es un paso más en la estrategia de Isabel dos Santos, que sigue reforzando su posición en instituciones financieras, con un 20% del Banco Espírito Santo Angola, a través del "holding" GENI, que tiene el 25% de Unitel, operadora de telecomunicaciones angoleña que compró al BPI el 49,9% do Banco de Fomento Angola.

Isabel dos Santos también tiene, a través de Santoro Financial, una posición del 25% en el Banco BIC portugués, que está controlado mayoritariamente por capitales angoleños.