13 de diciembre de 2019
10 de diciembre de 2014

La Bolsa de Atenas abre a la baja y el coste de la deuda griega al alza

ATENAS, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Bolsa de Atenas ha comenzado la sesión de este miércoles con un retroceso del 0,77%, después de haber sufrido ayer la peor sesión desde 1987, mientras que el coste de los bonos del país heleno continúa encareciéndose y supera el 8% ante el temor de un adelanto electoral en Grecia que abra las puertas del Gobierno a Syriza, la coalición de izquierdas contraria a más ajustes y partidaria de reestructurar la deuda.

A los pocos minutos de la apertura de sesión, el índice de referencia de la Bolsa de Atenas ampliaba los números rojos y llegaba a perder un 4,11%, hasta los 865,70 puntos básicos. De este modo, en lo que va de año el parqué ateniense acumula un descenso del 24,35%.

En los mercados secundarios de deuda, el interés de la deuda de Grecia con vencimiento a diez años escalaba hasta el 8,216% desde el 8,163% del comienzo de la jornada, lo que amplía el diferencial respecto al 'bund' hasta los 753,10 puntos.

De hecho, en el caso de los bonos a tres años el interés subía hasta el 8,507%, por encima incluso de la referencia a diez años, lo que constata el temor de los inversores ante la evolución de los acontecimientos en el país heleno.

La inestabilidad griega se ha acentuado después de que el Gobierno griego haya adelantado al 17 de diciembre la votación para elegir al presidente del país, que podría desembocar en la disolución del Parlemento y la convocatoria anticipada de elecciones generales si ningún candidato logra la 'supermayoría' estipulada por ley.

En concreto, un candidato debe contar con un respaldo de al menos 180 votos de los 300 posibles, cuando la coalición de Gobierno liderada por Antonis Samaras cuenta con 155 diputados.

En caso de no alcanzar dicho umbral de 180 votos, la legislación del país heleno obliga a disolver el Parlamento y convocar elecciones generales, ante las que la coalición de izquierda Syriza, contraria a las medidas de austeridad y partidaria de reestructurar la deuda, aparece actualmente como favorita en las encuestas.

Para leer más