19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 20 de octubre de 2008

    Economía.-Brown atribuye el endeudamiento récord a una gestión "acertada" que permite recurrir a él en tiempos de crisis

    El líder de la oposición advierte de que la economía británica afronta la recesión "con el mayor déficit del mundo industrializado"

    LONDRES, 20 Oct. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán) -

    El primer ministro británico, Gordon Brown, intentó hoy restar trascendencia al endeudamiento récord de las arcas públicas al argumentar que las "políticas acertadas" que se aplicaron en los últimos años han dejado una economía en una posición "fuerte" que permite recurrir a la deuda para superar épocas de crisis como la que actualmente asola a los mercados internacionales.

    En su intervención en el Parlamento para dar cuenta de los resultados del Consejo Europeo de la semana pasada, Brown se vio obligado a afrontar las críticas por las cifras dadas a conocer esta misma jornada, que elevan el nivel de endeudamiento de Reino Unido al nivel más alto desde que existen los registros, pero insistió en que el país presenta "una posición más fuerte que en cualquier otra crisis".

    Así, en respuesta a las alertas en las que el líder de la oposición, el conservador David Cameron, se preguntaba "por qué la despensa está vacía" cuando los negocios y las familias precisan de "más ayuda", el mandatario explicó que el Ministerio del Tesoro podía emplear esta vía debido a que toda la deuda anterior había sido ya saneada.

    En este sentido, incidió en que ésta había sido "considerablemente más baja que hace una década" y en cualquier caso menor que la de todos los miembros del G-7, a excepción de Canadá, y subrayó que esta situación ha "capacitado" al Gobierno a "aumentar el endeudamiento en el momento adecuado para apoyar la economía".

    Además, ante las pruebas de que la economía británica ya ha entrado en la recesión a la que la abocan todos los organismos internacionales para los próximos meses, Brown asumió que "Reino Unido no puede aislarse por sí mismo de esta crisis global", pero precisó que con un nivel de intereses bajo y en recorte y la previsión de que la inflación descienda, los indicadores hacen al país "más fuerte que en cualquier otro período previo" de convulsión finaciera.

    NUEVA ATENCIÓN

    Aparte, aprovechó para anunciar medidas ante las alarmas por la deriva emprendida por la economía y prometió "la misma atención y determinación para la tarea de asegurar los trabajos, las viviendas y los pequeños negocios, que la que se dedicó para evitar el amenazante hundimiento de los sistemas financieros" con una estrategia que, pese a que aún tiene por demostrar su eficacia tras unos primeros signos positivos, ya ha sido copiada por el resto del planeta.

    Sin embargo, para la oposición las cifras dadas a conocer por los organismos oficiales generan una importante preocupación, particularmente en el caso del déficit presupuestario que, según recordó David Cameron, podría llegar hasta los 64.000 millones de libras, según las previsiones de analistas independientes.

    DIFERENCIAS ENTRE PAÍSES

    El líder 'tory', que ha visto cómo los más de 20 puntos que lo separaban de Brown en las encuestas se han reducido a nueve, censuró que esta evolución haya tenido lugar tras 14 años de crecimiento económico y lamentó que Londres se diferencie de "la mitad" de los países de la OCDE, que afrontan la crisis con superávit. "La cuestión de los 64.000 millones de libras es la de por qué, cuando los negocios y las familias necesitan más ayuda, se ha dejado la despensa tan vacía", declaró.

    Así, denunció que Reino Unido deba afrontar la crisis "con el déficit gubernamental más elevado del mundo industrializado", en la línea de las críticas a la cultura de gasto reiterado que los conservadores atribuyen al Gobierno laborista desde que en 1997 se hizo con el poder tras 18 años de hegemonía 'tory'.