26 de enero de 2020
  • Sábado, 25 de Enero
  • Viernes, 24 de Enero
  • 6 de abril de 2010

    Economía.- Caja Rural del Sur espera tener terminados en mayo los trámites para constituir su SIP junto a otras 20 cajas

    La caja registra en 2009 un beneficio de 20,28 millones, un 11,34% menos, aunque mantiene unos altos niveles de solvencia

    SEVILLA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Caja Rural del Sur espera tener terminados en el mes de mayo todos los trámites para constituir su Sistema Integrado de Protección (SIP) junto a otras 20 cajas rurales de toda España, de forma que "sólo estaría a expensas de la autorización del Banco de España y de empezar a operar".

    En declaraciones a Europa Press, el presidente de Caja Rural del Sur, José Luis García Palacios, precisó que en la asamblea ordinaria y extraordinaria celebrada hoy en Jerez de la Frontera (Cádiz), los consejeros de la misma autorizaron al consejo de administración para alcanzar acuerdos de adhesión o constituciones de Sistemas Institucionales de Protección (SIP), grupos cooperativos, cooperativas de segundo grado, grupos consolidados o cualquier otra forma de colaboración económica o gestión coordinada con otras entidades.

    García Palacios precisó que la caja estaba trabajando en un Sistema Integrado de Protección (SIP) con otras 20 cajas rurales provinciales españolas, entre ellas Caja Rural de Navarra, Caja Rural de Asturias, Caja Rural de Granada y Rural Caja, que a su vez está formando un grupo consolidado con 19 entidades valencianas, proyecto que supondría "la mayor operación en cuantía de todas las cajas rurales españolas".

    Explicó que actualmente los trabajos en este SIP "están muy avanzados", de forma que "estamos en los últimos trámites", de forma que se están ultimando las reformas de los estatutos de las cajas y esperan tener terminado en este mes de abril los estudios técnicos de las 21 cajas, que están llevando a cabo los especialistas en contabilidad de todas las entidades para así "darle el visto bueno a esta fórmula".

    "La idea es que cada entidad aporte su granito, todo ello en un clima de máxima confidencialidad", agregó García Palacios, quien explicó que, una vez concluidos estos trabajos técnicos, esperan que en mayo se celebre la asamblea de constitución del SIP y concluyan todos los trabajos, para poder así obtener el visto bueno del Banco de España. "Queremos dar por finalizados los trámites en mayo, sólo a la espera de la autorización del Banco de España", aseveró.

    Precisó que este SIP espera alcanzar los 50.000 millones de euros de volumen de negocio y aglutinará entre el 70 y 80 por ciento del negocio de todas las cajas rurales. En dicho SIP están gran parte de las cajas rurales provinciales, como Caja Rural de Jaén, Caja Rural de Córdoba, Caja Rural de Granada y Caja Rural del Sur.

    García Palacios recordó que la idea es posteriormente ofrecerles a otras cajas la posibilidad de entrar a formar parte de este proyecto. Así, espera hacer una oferta de unión a otro SIP, la formada por varias cajas rurales provinciales, como la de Toledo, Ciudad Real, y cajas locales, como la de Almendralejo, Utrera o varias cordobesas, que sumaban más de 30 entidades, que están siendo asesoradas por Analistas Financieros Internacionales (AFI)

    RESULTADOS DE 2009

    Por otro lado, en la asamblea celebrada hoy en Jerez de la Frontera, Caja Rural del Sur aprobó las cuentas de 2009, cuando registró un beneficio neto de 20,28 millones de euros, lo que supone un descenso del 11,34 por ciento en relación con el año anterior, aunque mantiene unas buenas ratios de solvencia, que "continúa siendo superior al 16 por ciento, un 16,75 por ciento, más del doble de mínimo exigido, siendo el Tier 1 un 14,27 por ciento".

    La caja rural celebró hoy su asamblea general ordinaria y extraordinaria en Jerez de la Frontera (Cádiz), donde se aprobaron las cuentas de 2009, donde se registró incremento del 1,38 por ciento en el volumen de negocio, hasta 7.491 millones de euros.

    En ese sentido, se constató una "ligera bajada del crédito", con un descenso del 4,26 por ciento hasta 3.643 millones, y un crecimiento de los depósitos de clientes en torno al 7,37 por ciento, hasta los 3.848 millones de euros. Asimismo, dentro de los depósitos de clientes, los depósitos tradicionales se incrementaron en un 9,87 por ciento hasta 3.384 millones.

    Asimismo, el ratio de morosidad sobre inversión bruta se sitúa en un 3,57 por ciento, con una cobertura del 115,13 por ciento.

    Las provisiones realizadas de la cartera crediticia han ascendido a 29 millones de euros, de los cuales en torno a 17 millones de euros, correspondieron a dotaciones realizadas voluntariamente por la entidad, vía clasificación de los activos en la categoría de subestándar con el objeto de "mantener la cobertura genérica al 125 por ciento y la cobertura sobre activos dudosos del 115,13 por ciento".

    Adicionalmente la caja realizó otras provisiones sobre inmuebles adjudicados, realizando en este epígrafe igualmente un "esfuerzo extraordinario", toda vez que "nos hemos adelantado a las mismas coberturas que posiblemente pudiera exigir Banco de España".

    De esta forma, en 2009, y tras el recorte realizado vía provisiones, más de la mitad voluntarias, la caja obtuvo un beneficio antes de impuestos de 25,53 millones de euros y un beneficio después de impuestos y de dotación obligatoria de 20,28 millones de euros, lo que supone un 11,34 por ciento inferior al año anterior.

    NEGOCIO

    La caja rural resaltó que más del 80 por ciento de la cartera de crédito es hipotecaria, siendo en su mayoría finalistas y destinados a clientes particulares para compra de su primera vivienda, mientras que a promotores y constructores corresponde en torno al 12,9 por ciento, porcentaje "claramente por debajo del sector".

    Asimismo, resaltó que "gracias a la confianza de nuestros clientes demostrado por el crecimiento interanual de los depósitos tradicionales (9,87 por ciento), el pasivo es muy estable, siendo los plazos fijos en torno al 50 por ciento del total de los depósitos tradicionales".

    Además precisó que en 2009 ajustaron su red de oficinas y ha concentrado algunas oficinas que estaban duplicadas en la misma población, de forma que "podamos dar un mejor servicio con unidades de negocio mejor dotadas, tanto de medios, como de profesionales".

    De esta forma, Caja Rural del Sur posee unas 287 oficinas, de las que 143 se hallan en Sevilla, 84 en Huelva, 45 en Cádiz, 13 en Málaga, una en Badajoz y otra en Madrid.