17 de septiembre de 2019
6 de agosto de 2009

Economía.- Commerzbank pierde 1.607 millones hasta junio tras sumar cuatro trimestres consecutivos en 'números rojos'

FRANCFORT (ALEMANIA), 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El banco alemán Commerzbank registró pérdidas de 1.607 millones de euros en los seis primeros meses del año, frente al beneficio neto de 1.097 millones de euros del mismo periodo de 2008, informó la entidad, que acumula cuatro trimestres consecutivos en 'números rojos'.

Los resultados de la segunda mayor entidad bancaria de Alemania, que recibió ayudas del Gobierno de 18.200 millones de euros a cambio de una participación del 25% más una acción en el capital social del banco, reflejan el impacto negativo de las mayores provisiones por créditos fallidos, así como de los costes de reestructuración.

En concreto, Commerzbank se anotó provisiones de 1.837 millones de euros, el triple que hace un año, mientras que asumió cargas por reestructuración de 505 millones, veinte veces más que en el primer semestre de 2008. No obstante, la entidad logró incrementar un 61% su producto neto bancario, hasta 3.530 millones.

En el segundo trimestre del año, Commerzbank registró pérdidas de 746 millones de euros, frente al beneficio neto de 817 millones del mismo periodo de 2008, aunque ligeramente por debajo de los 'números rojos' de los tres primeros meses del ejercicio.

Entre abril y junio, la entidad alemana provisionó 993 millones de euros, el doble que hace un año, mientras su producto neto bancario creció un 56,5%, hasta 1.838 millones de euros.

De cara al futuro, Commerzbank señaló que "a pesar de que los mercados financieros han comenzado a mejorar en el segundo trimestre todavía surcamos aguas turbulentas por lo que es imposible hacer un pronóstico preciso sobre nuestros resultados en 2009, aunque se verán afectados por la inestabilidad de los mercados financieros y la integración de Dresdner Bank".

Asimismo, el banco indicó que bajo condiciones normales de mercado espera iniciar en 2012 la devolución d elas ayudas públicas recibidas, aunque afirmó que si las condiciones mejorasen podría inicar estos reembolsos en 2011.