18 de noviembre de 2019
29 de julio de 2009

Economía.- Los empresarios valencianos, contrarios a la fusión de Bancaja y CAM por la pérdida de empleos

Dice que ambas deben "integrar y no ser integradas", "decidir cuándo y con quién" se fusionan y obtener "valor, solvencia y proyección"

(((INFORMACIÓN EMBARGADA HASTA MAÑANA, JUEVES 30 DE JULIO)))

VALENCIA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) se mostró hoy contraria a una posible fusión entre Bancaja y Caja Mediterráneo (CAM), dado que pese a "permitir crear la segunda mayor caja de ahorros de España", conllevaría "pérdida de puestos de trabajo", "duplicidad de redes", "pérdida de centros de decisión en la Comunitat", "dependencia de un mismo mercado" y "problemas de integración" entre estas dos "grandes organizaciones".

De hecho, la organización que reúne a 90 de los más destacados empresarios de la Comunitat Valenciana se muestra partidaria de las "fusiones interregionales" entre entidades financieras.

En su informe 'El futuro de las cajas valencianas en el contexto actual', AVE señala que, "por su condición de grandes cajas, su prestigio, dinamismo y sólida gestión", Bancaja y CAM "están en buenas condiciones para pilotar procesos de fusión" que les permitan alcanzar la "racionalización y fortalecimiento económico", así como la "extensión y diversificación de mercados" para diluir "el riesgo de concentración regional" que exige el contexto actual.

No obstante, precisa que "para seguir fortaleciéndose en un escenario, como el actual, de crisis y transformación del sistema productivo y racionalización del sistema financiero, las cajas valencianas necesitan evitar la actual concentración regional de sus mercados y expandirse en otros territorios, para lo cual las fusiones interregionales constituyen un buen instrumento", recalca.

"No somos partidarios, en principio, y de acuerdo con las circunstancias que concurren en la actualidad, de una fusión entre las dos grandes cajas valencianas", subraya AVE en su documento, en el que recuerda que este debate "viene de lejos" y que "la conclusión a la que se llegó hace tan sólo unos pocos años fue que la fusión no aportaba ventajas".

En concreto, incide en que las razones que justifican su posicionamiento son la pérdida de empleos que conllevaría, ya que "por racionalidad económica, tal fusión llevaría al cierre de muchas oficinas, especialmente en los lugares donde las dos cajas están presentes" y la "duplicidad de redes", dado que "apenas supondría un aumento de su respectivo espacio de actuación" y "con mucha probabilidad, su cuota de mercado conjunta se vería reducida".

AVE señala además que supondría la "pérdida de centros de decisión en la Comunitat" al "pasar de dos centros de decisión financiero de nivel nacional a uno, con la mengua de influencia y poder de decisión que ello comporta", así como "la dependencia de un mismo mercado" en un momento en el que "es importante para las entidades financieras estar en distintos escenarios económicos para seguir desarrollándose".

Sobre esta cuestión, hace hincapié en que, por el contrario, "una fusión con cajas de otras regiones, sin pérdida de liderazgo de las entidades valencianas, supondría un reforzamiento en su diversificación, estabilidad y dinamismo".

El último de los argumentos que motivan la postura de AVE frente a la posible fusión entre Bancaja y CAM radica en los "problemas de integración" que se producirían entre las dos organizaciones, puesto que "no es sólo un proceso funcional, sino también cultural", y además, en el caso de "dos grandes organizaciones de tamaño similar", esa integración "tiende a derivar en choque de culturas, que con frecuencia trae consigo perturbaciones funcionales".

En cualquier caso, destaca que en "cualquier proceso de fusión en el que participen" ambas cajas "ahora o en el futuro", se debe tener en cuenta que "las cajas valencianas deben liderar los procesos de fusión en los que participen", con lo que tienen que "integrar y no ser integrados", así como "decidir cuándo y con quién se fusionan", de modo que "nadie de fuera de la organización decida por ellas".

Reivindica asimismo que las fusiones que protagonicen ambas entidades "deben aportarles valor, solvencia y proyección de futuro".

"COOPERACIÓN" Y "DESPOLITIZACIÓN"

Pese a todo lo anterior, AVE resalta que "sería deseable" que "se desarrollase la colaboración estratégica leal entre las dos organizaciones" para "crear ventajas competitivas" e "impulsar proyectos de colaboración rentables, innovadores y estratégicos", que "al tiempo que fortalecen a las entidades, contribuyan al desarrollo de la Comunitat".

Es más, "considera imprescindible conjugar cooperación y competencia" entre Bancaja y CAM, por considerar que "contribuirá al desarrollo de las entidades financieras valencianas y al de la economía regional como un todo".

Además, incide en que "la despolitización de las cajas es una necesidad ineludible" para "facilitar este proceso de cambio y adaptación al entorno", por lo que exige cambios legislativos orientados a promover una "mayor presencia de empresarios y profesionales de prestigio en sus consejos de administración" y una "menor injerencia política en la toma de decisiones de las cajas".

CUOTAS PARTICIPATIVAS "MÁS ATRACTIVAS"

Por último, la Asociación Valenciana de Empresarios apuesta por la "búsqueda de fórmulas que aseguren una mayor independencia y rigor en el funcionamiento de las cajas" y apunta que "una solución que podría ser adecuada sería la del crecimiento de su capital social mediante el recurso al mercado, utilizando la formula ya inaugurada por CAM de las cuotas participativas".

Puntualiza, en este sentido, que "para que estas cuotas sean más atractivas, es necesario avanzar hacia una mayor presencia de los propietarios de las mismas en los consejos de administración de las entidades", y, en definitiva, que esas cuotas "llevasen aparejados derechos políticos".

En cualquier caso, AVE asegura no descartar "cualquier otra fórmula por la que dotando de una mayor transparencia y rigor a la gestión de las cajas, se consiguiese que las mismas fueran más competitivas y estuvieran más fortalecidas para seguir en puestos de liderazgo en un mercado cada día más exigente".