7 de abril de 2020
10 de marzo de 2014

Economía.- El Eurogrupo y el Parlamento coinciden en necesidad de reforzar la liquidez del fondo para bancos en quiebra

Se inclinan por acortar de 10 a 8 años el plazo de mutualización del fondo

BRUSELAS, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Economía de la UE y los negociadores de la Eurocámara coinciden en la necesidad de reforzar la liquidez del nuevo fondo de resolución de 55.000 millones de euros para bancos en crisis, pero todavía no han cerrado las modalidades para conseguirlo, según ha informado este lunes el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

La opción con más posibilidades consiste en acortar de 10 a 8 años el plazo tanto para mutualizar por completo el fondo como para rellenarlo con contribuciones de la banca y alcanzar el nivel de 55.000 millones, según fuentes europeas. No obstante, la mutualización podría ser más rápida durante los primeros años. Además, se permitirá al fondo de liquidación acudir a los mercados a captar capital si se queda sin dinero, pero sigue sin resolverse la cuestión de si podrá contar o no con avales públicos.

"La cuestión de que el fondo de resolución tenga suficiente liquidez disponible lo antes posible es clave para nosotros, los ministros, pero también para el Parlamento", ha explicado Dijssebloem al término de la reunión. "Sobre este tema tendremos que reforzar más las propuestas", ha apuntado.

Los Gobiernos y la Eurocámara deben lograr un pacto sobre el mecanismo único de resolución en los próximos si quieren completar la unión bancaria antes del final de la legislatura, tal y como prometieron los líderes europeos. De lo contrario, el debate se retrasará al menos hasta 2015.

El jefe del Eurogrupo ha explicado que los ministros "han explorado propuestas para tener un periodo de mutualización más corto o más rápido" y también han discutido "cómo reforzar la capacidad de pedir prestado del fondo". Pero se ha negado a dar detalles sobre las propuestas sobre la mesa alegando que "no hay conclusión todavía".

No obstante, Dijsselbloem ha sostenido que todo el mundo está de acuerdo en que la aplicación de quitas a accionistas y acreedores es una "precondición" para usar el fondo de liquidación. "Coincidimos en que el coste de las quiebras bancarias deben ser asumidos por la industria financiera y no por los contribuyentes", ha resaltado.

"La reunión de esta noche ha confirmado que todos los participantes, incluyendo los representantes del Parlamento Europeo, quieren un acuerdo final sobre el paquete del mecanismo de resolución para finales de marzo, para el final de la actual legislatura", ha asegurado el presidente del Eurogrupo.

Las negociaciones continuarán este martes en el Ecofin, centradas sobre todo en el mecanismo de toma de decisiones sobre la liquidación de bancos, donde también hay diferencias entre la posición de la Eurocámara y la de las capitales. Los parlamentarios quieren que la última palabra la tenga la Comisión y no los Gobiernos, como ha pactado el Ecofin, para evitar interferencias políticas.

El miércoles está prevista la última ronda de negociaciones entre la presidencia griega y la Eurocámara, en la que Dijsselbloem ha dicho que espera un acuerdo. En caso contrario, debería convocarse una reunión extraordinaria urgente del Ecofin antes del 20 de marzo.

El mecanismo único de liquidación es el segundo pilar de la unión bancaria y su objetivo es que sean los bancos y no los contribuyentes los que asuman los costes de futuras crisis financieras. Con la unión bancaria, la UE pretende romper el círculo vicioso entre bancos y Estados y contribuir así a reactivar el crédito.

Para leer más