20 de agosto de 2019
2 de febrero de 2009

Economía/Finanzas.- ABN Amro sopesa la recompra de algunos activos a RBS, según el ministro holandés de Finanzas

LONDRES, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El banco ABN Amro, que permanece bajo control del Estado holandés tras el rescate del belga Fortis, ha mantenido contactos con Royal Bank of Scotland (RBS), que junto a Fortis y Santander se repartió los activos de la entidad holandesa tras adquirirla en consorcio en octubre de 2007, respecto a la potencial recompra de algunos de los activos de ABN que la entidad escocesa adquirió en el marco de la operación, según confirmó el ministro holandés de Finanzas, Wouter Bos, al diario 'Financial Times'.

En este sentido, Bos indicó al periódico británico que habían existido contactos entre ambos bancos, aunque precisó que la idea no es recrear ABN Amro tal como era antes de octubre de 2007.

"Veremos si piden un precio o simplemente quieren desprenderse de ellos", dijo el ministro, quien busca consolidar ABN Amro como el tercer banco del país en el nuevo escenario financiero surgido por la tormenta financiera que azota los mercados desde el pasado mes de septiembre. "Se tratará de un nuevo banco. En el mercado holandés hay espacio para otro gran banco además de ING y Rabobank", añadió.

RBS, que ha sido parcialmente nacionalizado por el Gobierno de Reino Unido, presentará sus cuentas a finales de este mes, en las que podría registrar pérdidas de 28.000 millones de libras en 2008 (31.283 millones de euros) y ha puesto en marcha un examen de sus operaciones y estudia diversas oportunidades de desinversión.

ABN Amro fue puesto bajo la tutela del Estado holandés el pasado mes de octubre, cuando se nacionalizaron los activos holandeses del grupo bancario Fortis y el Ministerio holandés de Finanzas designó a Gerrit Zalm como consejero delegado del nuevo ABN Amro, en el que se integran las operaciones holandesas de Fortis.

A este respecto, el 'Financial Times' apunta como más probable que ABN Amro busque recomprar las operaciones de índiole internacional, puesto que en su nueva estructura predominan las operaciones enfocadas al mercado minorista doméstico, y señala que es más difícil la recompra de los activos de banca corporativa, puesto que RBS ya ha integrado estas operaciones en su gestión y sistemas, lo que dificultaría su segregación.