25 de mayo de 2019
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 31 de julio de 2014

    Economía/Finanzas.- Las acciones de Banco Espírito Santo (BES) se desploman un 50% tras volver a cotizar

    LISBOA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Los títulos de Banco Espírito Santo (BES), que habían permanecido suspendidos de negociación desde la apertura tras presentar ayer sus cuentas del primer semestre, han vuelto a cotizar en la Bolsa de Lisboa con un desplome del 41,5% que instantes después se agravaba al 50%.

    Al levantarse a las 10.00 horas de Lisboa (11.00 horas de Madrid) la suspensión que pesaba sobre BES, las acciones de la entidad se hundieron hasta los 0,20 euros, un 41,5% por debajo del cierre del miércoles, cuando ya habían caído un 10,57%.

    A los pocos instantes, el hundimiento de las acciones del banco luso se agravaba hasta el 50% y un precio de 0,17%, mínimo histórico de la entidad.

    El desplome de los títulos de BES se produce a pesar de que la Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios (CMVM) de Portugal decidiese en la tarde del miércoles la prohibición temporal durante toda la sesión de este jueves de las ventas al descubierto sobre las acciones de BES.

    Banco Espírito Santo informó a última hora de ayer de que entre enero y junio registró pérdidas netas por importe de 3.577 millones de euros como consecuencia del impacto negativo de "factores de naturaleza excepcional".

    La mayoría de las pérdidas de este último semestre --3.488 millones de euros-- correspondieron al periodo que va de abril a junio y, sin extraordinarios, los números rojos durante la primera mitad de 2014 serían de 255,4 millones, según el BES.

    Los datos referentes a España también siguen la misma línea, con pérdidas de 11,7 millones de euros. Sin embargo, la entidad habla de "recuperación" en comparación con el primer semestre de 2013, cuando estas pérdidas fueron de 14,3 millones.

    Tras la publicación de sus cuentas, el consejero delegado de BES, Vitor Bento, indicó la necesidad de adoptar "acciones decisivas" para el saneamiento de la entidad, incluyendo una ampliación de capital, así como la realización de desinversiones de activos.

    "El proceso para incrementar el capital del banco se iniciará inmediatamente y se convocará una junta general de accionistas en un plazo razonable para su aprobación", indicó Bento.

    Asimismo, el máximo ejecutivo del BES apuntó la preparación de un plan de reestructuración de la entidad que conllevará una examen exhaustivo de los activos que podrían ser desinvertidos, incluyendo, "pero no limitándose" a los ligados a la presencia internacional no estratégica de la entidad.