15 de agosto de 2020
30 de mayo de 2008

Economía/Finanzas.- Amado Franco reelegido presidente del consejo de administración de Ibercaja

ZARAGOZA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

Ibercaja ha culminado hoy su proceso de renovación de los órganos de gobierno de la entidad, con la celebración de la Asamblea Extraordinaria, a la que se han incorporado 76 nuevos consejeros, la reelección de Amado Franco Lahoz como presidente del consejo de administración y la elección de Jesús Solchaga Loitegui, abogado del Estado, como presidente de la Comisión de Control.

Asimismo, se han incorporado cinco miembros al Consejo de Administración, que sustituyen a otros tantos representantes, y se han renovado otros cinco integrantes de la Comisión de Control, según informa Ibercaja en una nota de prensa.

Con estas elecciones culmina el proceso iniciado por acuerdo del Consejo de Administración del pasado 27 de septiembre. Conforme a los Estatutos de la entidad, correspondía renovar el 50 por ciento de miembros de la Asamblea, compuesta por 152 consejeros generales, en representación de todos los grupos de interés implicados en la actividad de la Caja.

Por las corporaciones municipales en cuyo término tenga abierta oficina operativa la entidad son elegidos 32 miembros; 32 en representación de la comunidad autónoma de Aragón; 62 en representación de los Impositores de la Institución; 15 designados por la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País y 11 en representación de la plantilla.

Tras tomar posesión los nuevos consejeros generales, se ha elegido a los nuevos representantes del Consejo de Administración y de la Comisión de Control.

La Asamblea celebrada hoy tenía carácter extraordinario y un único punto en el orden del día: la renovación de los órganos de gobierno. En su intervención, el presidente de la entidad, Amado Franco, ha dado la bienvenida a los nuevos consejeros generales, a quienes ha informado de la fortaleza con que Ibercaja afronta la presente coyuntura económica y ha recordado los objetivos, tanto financieros como sociales de la Caja.

Por su parte, el director general, José Luis Aguirre, ha explicado a los consejeros que, en estos cuatro años, el activo de la entidad se ha duplicado con creces, pasando de los 37.038 millones de euros de volumen de actividad que se registró en 2003 a los 77.988 con que se cerró 2007, manteniendo a la vez el coeficiente de solvencia en el 12,3 por ciento, superando el mínimo regulatorio del 8 por ciento que pide el Banco de España.

En estos cuatro años, el número de oficinas ha crecido desde las 939 de entonces hasta las 1.083, cubriendo todas las comunidades autónomas y todas las provincias. A la vez, los beneficios han pasado de 143 a 271 millones de euros y los recursos destinados a la Obra Social y Cultural, de 38 a 62,4 millones de euros.